Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercedes Milá: "Al final han sido las víctimas las que se han llevado el gato al agua"

Ni la policía, ni la Guardia Civil, ni los colegios de médicos... Al final ha sido la insistencia de las víctimas y la colaboración de 'Diario de' los que han desenmascarado a José Manuel Pérez López, un falso doctor en libertad provisional que, estando a la espera de juicio por intrusismo, se mudó a Cartagena para seguir ejerciendo como médico.
Se dice que los medios de comunicación son el cuarto poder pero no son demasiadas las ocasiones en las que juegan de verdad un papel fundamental como vigilantes de legalidad. Esta vez, Mercedes Milá y el equipo de 'Diario de' tiene motivos para apuntarse un tanto en este terreno, ya que gracias a su investigación del ha sido detenidocaso del falso doctor José Manuel Pérez López
Como una victoria así no se tiene todos los días, la presentadora del programa ha acudido a 'Ana Rosa' para desvelar todos los detalles del caso y, ya de paso, hacer una defensa acérrima de las cámaras ocultas. "Nosotros hemos conseguido lo que no ha conseguido la policía o la Guardia Civil gracias a la cámara oculta... Por eso reivindico la cámara oculta, sino es imposible, porque él a mi y delante de las cámaras me negaba que estuviese ejerciendo", ha insistido Milá.
José Manuel Pérez López, alias Coté, fue detenido en febrero de 2008 en Ferrol acusado de intrusismo, blanqueo de capitales, estafa y lesiones a sus pacientes. Sin embargo, tras pagar una fianza de 30.000 euros y, a la espera de un juicio, este falso doctor siguió ejerciendo en Vinaroz (Castellón).
En su consulta, él se hacía pasar "médico, abogado..." y, entre sus clientes, había "deportistas conocidos, gente recomendada por sus propios médicos..." a los que diagnosticaba enfermedades inexistantes y trataba con inyecciones, masajes o pastillas que en muchos casos fueron nocivas para la salud.
"Al final han sido las víctimas las que se han llevado el gato al agua", recalcó la presentadora. Fueron los propios damnificaciones los que se pusieron en contacto con el programa hartos de que la policía o las instituciones no detuviesen a este hombre y 'Diario de' que infiltró a uno de sus propios redactores. De esta forma comprobaron las artimañas del falso doctor, que hasta le diagnosticó una dolecia de espalda cuando no la tenía, y reunieron las pruebas para pillarlo.  
"Yo he llegado a pensar que es un psicópta, que no es consciente de lo que está haciendo ni las consecuencias de sus daños", aseveró Milá, feliz porque su investigación haya tenido tan buen resultado.