Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Milagros Tudela: "Cuando le quitaron las vendas a mi madre me quedé horrorizada"

La madre de Milagros sufre necrosis en un pie. Al parecer, la falta de cuidados, una mala higiene y su enfermedad, es diabética, pueden ser las causas. Todo ocurrió en la residencia Amma de Alcorcón y esta no supo de la dolencia de su madre hasta que su pie había llegado a un estado irrecuperable.
Milagros explica que asistía cada día a la residencia para dar de comer a su madre y la veía siempre vestida. De pronto un día le llamaron para decirle que no se asuste, que a su familiar le han tenido que vendar el pie porque le han salido "dos heriditas". Ochos días después, dichas afecciones, aparentemente sin importancia, se habían agravado. Milagros tuvo que acudir rápidamente a la residencia para llevar a su madre a urgencias. En el hospital, cuando descubrieron las vendas, la visión fue espeluznante.
El cirujano cardiovascular confirmó a Milagros que su madre estaba muy mal. Lo extraño es que el tipo de heridas que presentaban no podían ser de hacía ocho días. Deberían haberle comenzado a salir hace, al menos, tres meses. A las personas diabéticas, cuando no se les seca bien, puede producirse una infección que debe ser curada con antibiótico.
 
Cuando Milagros preguntó a la doctora de la residencia, esta le explicó que sólo atiende a los ancianos enfermos. "Si nadie me dice que alguien está enfermo, yo no les miro". Pero su madre tiene demencia senil y lo correcto sería que la revisaran cada quince días. Además, la mujer llevaba tiempo quejándose.
 
En estos, la madre de Milagros está muy enferma. Sigue en la residencia porque ya no la pueden trasladar o llevar a un hospital, porque no la admiten.