Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miriam Sánchez: "Si veo que mi hija no está bien, me la llevaré"

El tema de la custodia ha vuelto a salir a relucir en la ruptura entre Miriam Sánchez y Pipi Estrada. La consejera del amor de 'Mujeres y hombres' reconoce que hay cosas que no le gustan del comportamiento de su ex con su hija, pero que por el momento continuará con la custodia compartida.
La faceta de Miriam Sánchez como madre ha sido puesta en duda en varios programas y por varias personas. Harta de que se le llamase "madre despistada", la consejera del amor de 'Mujeres y hombres'ha vuelto sobre el tema y, más dura que nunca con su ex, ha lanzado una sutil amenaza a Pipi:  "Tenemos custodia compartida de momento proque si veo que mi hija no está bien, me la llevaré".
El pasado viernes, Miriam acudió a 'Sálvame deluxe', donde se dedicó buena parte de la entrevista a su comportamiento como madre. Por ello, Marta López ha sacado el tema en el plató de 'El Programa de Verano' y ha interrogado a Miriam sobre este asunto.
Ante las preguntas de si se quedaba con la niña cuando le tocaba, algo que Pipi sugirió hace unas semanas que no sucedía, la colaboradora fue clara: "La veo una semana sí y otra no porque estamos cumpliendo la custodia compartida". El problema, a su juicio, es que ella es más discreta que Pipi cuando está con la pequeña.
"Muchas veces me da la impresión de que Pipi la pasea por determinados sitios para que se le vea y muchas veces habla con los colaboradores y les pone la niña al teléfono", argumentó  Miriam Sánchez. Y, por si no había quedado lo suficientemente claro insistió: "Yo soy una madre coraje. Porque yo estoy con la niña. Y luego él tiene la interna coraje. Así que aquí hay mucho doble juego".
Pese a todo, la consejera del amor repitió que no quiere meter a su hija en la batalla que tiene con su ex y volvió a reiterar que ella nunca lo ha hecho. Al mismo tiempo, recordó que Pipi no puede presumir de lo mismo. "Cuando está diciendo que soy una madre despistada, está sacando a mi hija y creo que la está utilizando para ganar la pelea".