Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortega Cano se desvincula de Rocío Galán

Ortega Cano vuelve a estar de actualidad. Si la pasada semana se veía salpicado por el Caso Rocío Galán, este fin de semana ha reaparecido en Linares. El diestro no ha querido decir nada sobre la supuesta implicación de su 'amiga' en la Operación Toscana, aunque sí ha hablado del tema con la periodista María Eugenia Yagüe. En una entrevista concedida para el suplemento 'La Otra Crónica' de 'El Mundo' ha sido muy claro y tajante: "No hay derecho a meterme en estas historias".
Así de contudente se ha mostrado Ortega Cano. El diestro, que reapareció parco en palabras en su primera corrida de la temporada, no ha querido hablar sobre Rocío Galán ni sobre su familia. Y es que, según ha contado a María Eugenia Yagüe, el vínculo entre ellos se estableció como negocio ganadero, pero nunca se llegó a efectuar la venta que habían pactado. "Me piden que salga a desmentir, hasta me han llamado cobarde en televisión", ha dicho el viudo de Rocío Jurado indignado. Para él, esta situación sólo le produce "lástima" porque: "Yo siempre he tratado a ella [Rocío Galán] y a su familia con mucho respeto".
Según Paloma Barrientos, Ortega lleva un tiempo empeñándose en desvincularse de la joven, con la que se le empezó a relacionar en septiembre. "Que estuvieron un tiempo juntos, que quedaban y que salían es verdad. Hubo mucha gente que los vio, pero él se separó en seguida por las razones que fuesen", ha asegurado la periodista. Todo apunta a que esas razones están realacionadas con la detención de la jerezana, que fue arrestada el pasado 17 de febrero por un presunto delito de explotación sexual y blanqueo de dinero. "Está muy dolido porque cada vez que se habla de lo de los Galán se habla de la novia o la amiga de Ortega", ha explicado la colaborada de 'El programa de Ana Rosa'.
Cuestiones familiares
Esto de Rocío Galán y la Operación Toscana es sólo uno de los asuntos que ha salpicado a Ortega en los últimos días. El torero vive entre el disgusto y el desasosiego. "Llevo una temporada entre mi hermano hablando en televisión, Rosa Benito por otro y luego esto", ha confesado a María Eugenia Yagüe. "Tengo tal desasosiego que me llaman por teléfono y pienso, ya me van a dar otro disgusto", ha continuado.
Pero no todos son malas nticias para el diestro. Sus hijos José Fernando y Gloria Camilia son su principal fuente de alegría. Según ha contado "se llevan de maravilla" con sus sobrinos, los hijos de Rocío Carrasco, y "les llaman mucho por teléfono".
Lo que sigue dándole quebraderos es su matrimonio con Rocío Jurado. Y es que, casi cuatro años después del fallecimietno de la tonadillera, Ortega Cano sigue teniendo que hacer aclaraciones sobre su relación: "Me casé con 40, a esa edad ya no tienes la calentura de los 20, pero la relación era profunda y verdadera". Para acallar cualquier tipo de rumor, el torero ha sentenciado: "La cama jugaba un papel importante, pero no era fundamental".