Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podría cerrarse la investigación del 'Caso Madeleine'

Madeleine lleva 14 meses desaparecidaTELECINCO.ES
Un fracaso absoluto de la policía portuguesa. En eso ha derivado la investigación del secuestro de la pequeña Maddie en Praia da Luz, Portugal. Catorce meses después de su desaparición, la policía, por orden de la fiscalía, podría cerrar el caso.
La desaparición de Madeleine McCann hace un año conmocionó a todos. Se convirtió en uno de los casos más mediáticos de los últimos tiempos, con dos rostros visibles en todo momento: Kate y Gerry. Los padres de todos los puntos del planeta se sintieron identificados con los McCann y estos no cesaron hasta crear una red global de búsqueda con la distribución de carteles, recaudación de dinero, una página web con un blog estrictamente actualizado... Sin embargo, para la policía portuguesa, nunca dejaron de ser argüidos.
Según informa la prensa portuguesa, cesan las investigaciones hasta que no haya una nueva prueba que obligue a reiniciarlas. La policía portuguesa explica que no poseen las suficientes pruebas que garanticen que Madeleine ha sido secuestrada o asesinada. Se encuentran así, en uno de los puntos más confusos de la investigación. Además, no pueden demostrar tampoco la posible implicación de los padres de la pequeña en su desaparición. De esta forma, a principios del mes de julio, les será retirada la condición de argüidos.
 
En España, cuando se trata de desapariciones, nunca se cierran los casos. O bien se resuelve o permanece siempre a la esperan de una solución. En Portugal, si bien no va a cerrarse definitivamente, si va a suspenderse la investigación, lo que implica que disminuya la probabilidad para encontrar a un responsable.
 
La novedad en el 'Caso Madeleine' es que el catorce de julio caduca el secreto de sumario. Así este será público. Sin embargo, si es cierto que no existen pruebas suficientes para continuar investigando, de poco servirá. Tal es la confusión de la policía portuguesa que ni siquiera existen indicios de la implicación de Robert Murat, el primer detenido. A corto plazo, nada volverá a saberse sobre la desaparición de la pequeña Maddie.