Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Príncipes heredan una gran fortuna

Según ha apuntado La Vanguardia en su edición de hoy, Juan Ignacio Balada, un multimillonario de Ciudadella, ha dejado su inmensa fortuna a La Casa Real, que está estudiando si se puede aceptar dicha herencia por parte de los nietos del Rey y los Príncipes de Asturias.
Herederos por sorpresa de una fortuna. La vida sonríe a los Príncipes de Asturias, que sin previo aviso se han convertido en herederos de una de las mayores fortunas de Menorca. Juan Ignacio Balada, uno de los millonarios de las islas, fallecido el pasado mes de noviembre, y monárquico donde los haya decidió dejar todo su patrimonio a los Príncipes de Asturias, según apunta La Vanguardia en su edición de hoy.
Conmoción en la isla
La noticia, que saltó ayer a los medios a través de El Diario Última Hora de Menorca, provocó un gran revuelo en la isla donde residía Balada, un hombre anónimo pero inmensamente rico de Ciudadella.
Según apunta el diario, entre el patrimonio heredado por los príncipes está valorado en varias decenas de millones de euros y consta de varias propiedades por todo el mundo, valores en bolsa, dinero líquido...
El reparto de la herencia
Fallecido en el mes de noviembre, Juan Ignacio Balada dejó muy clara su última voluntad. Su fortuna irá a parar a la Familia Real Española en dos partes iguales. De aceptarse la herencia por parte de La Casa Real, el 50% iría a parar a manos de todos los nietos de los Reyes además de los príncipes, al 50%. El resto iría a los Príncipes de Asturias, siempre que creen una Fundación para que vele por los intereses comunes de España.
¿Pueden recibir la herencia?
La Vanguardia apunta en su edición de hoy que un notario se ha puesto en contacto con La Casa del Rey para comunicarles la última voluntad de Juan Ignacio Balada pero que la herencia no ha sido aceptada de momento.
Según ha apuntado Marisa Martín Blázquez, Zarzuela está estudiando y analizando si los príncipes pueden recibir dicha donación y en caso de recibirla a que fines se destinará una herencia millonaria compuesta por propiedades inmobiliarias, dinero líquido, una farmacia...