Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Puede rehabilitarse un violador?

Alejandro Martínez Singul, el segundo violador del EnsancheTELECINCO.ES
Ángel Ponce de León es psiquiatra forense y director del Departamento de Criminología de la Universidad Camino José Cela. Apunta que es importante distinguir entre El El primero debe permanecer en la cárcel el tiempo que estipule la ley. El segundo, sin embargo, debe se incluido en un psiquiátrico. El problema surge cuando las penas resultan insuficientes o el violador reincide. "Como profesional, propondría una modificación de la Ley. Como político no, porque no es correcto", asevera. 'violador malvado' y el 'violador enfermo'.
Además, apunta que es incomprensible que cuando exista un problema psiquiátrico de un individuo imputado por violación, los médicos son los que deben decidir si puede salir de prisión. Nunca los jueces. "Hoy se puede hacer un seguimiento eficaz de cómo están evolucionando estas personas", explica el doctor.
 
Sin embargo, ¿cómo se soluciona esto? ¿es verdaderamente posible la reinserción?
Barbara Arroyo , abogada criminalista se manifiesta en contra, por ejemplo, de la castración química. "Esta no inhibe el ansia de dominio y de poder". Por ese deseo de dominación, se puede llegar al asesinato, precisamente para reprimirlo.
¿La solución consiste entonces, en modificar la Constitución? Actualmente, la cadena perpetua no existe, de tal forma que un violador jamás cumpliría penas de más de cien años, como estipulan algunas sentencias. "Ahora hay un proyecto del código penal en las Cortes en la que se prevén medidas como el tratamiento terapéutico, e incluso químico", apunta Bárbara Arroyo.
 
Ángel Ponce de León explica, por el contrario que seguramente existan múltiples formas para facilitar la reinserción de un violador que incluso ni se conocen. "Es difícil. La tentación y el miedo por parte de la gente son inevitables", así, que la sociedad asuma la adaptación de un individuo que ha cometido delitos de violación es, sin duda, un reto.