Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Queremos que le juzguen"

Tras dos años desde que se notificase la denuncia, hoy tenía lugar el juicio por el que se reclamaba a los padres de Enaitz 20.000 para la reparación del coche tras el atropello de su hijo. El denunciante no ha estado presente en la sala pero su abogado anunciaba la retirada de la denuncia. El letrado añadía que el honor de su cliente ha sido mancillado por el recorrido en los medios de comunicación de los denunciados.
 
La reacción de los padres ante estas declaraciones ha sido inmediata, Rosa, que ya le calificaba como indecente, considera "vergonzoso tener la desfachatez de hacer estas declaraciones".
 
Con una "enorme alegría" han recibido los padres de Enaitz la noticia. Sin embargo, aseguran que el sufrimiento durante estos dos años "no tiene medida". Rosa aún se pregunta cómo pudo ser admitida a trámite esta denuncia.
 
Ahora, los padres de Enaitz no se van a quedar aquí. Todavía han de pensarlo pero quieren que este hombre sea juzgado por la muerte de su hijo, que "se siente en el banquillo de los acusados". Su meta más inmedita es "reabrir la vía penal".