Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La Reina no está detrás de este comunicado"

Como anuncia el subtítulo de su libro, Pilar Urbano vuelve a palacio trece años después de publicar su primera biografía autorizada de la Reina y en esta ocasión, sus conversaciones con doña Sofía han levantado ampollas.
 
"El colectivo gay es muy fuerte, quiero decir, no es que sean muy numeroso, sino que es muy fuerte, muy potente, tiene mucho poder están introducidos muy arriba tanto como para poder presionar al staff de la Casa Real. Es un atrevimiento fuerte".
 
"Exigieron una respuesta y se les ha dado una respuesta diciendo que no son textuales las respuestas de la Reina. Pero es un comunicado que es torpe y de factura muy rápida. Se habla de las supuestas declaraciones que en todo caso se han hecho. ¿Son supuestas o se han hecho?. O por ejemplo, que se han hecho en ámbito privado, ¡No!. Que se han hecho en el Palacio de la Zarzuela que es la casa pública número uno del país y que sufragamos todos los españoles, patrimonio nacional. Se ha hecho convenidas con su majestad, la Reina con el jefe de la secretaria de la Reina, el general Cabrera, y siempre con cita por e-mail que consta escrita o por carta con sello de la casa. Con cuestionarios enviados por mí de hasta 638 preguntas. Y varios cuestionarios para que la reina se pudiera mover con soltura, con libertad o vetar alguna pregunta".
 
"A mí no me sorprende que el staff reaccione salvando al Rey, salvando a la Reina, salvando a Palacio, es que es su deber".
 
"Ayer por los gays, mañana será por Ceuta y Melilla".
 
 
"No, está en Salvador".
 
"Lo que no sé es como han leído ellos el libro porque la Reina aquí sÍ que leyó el libro antes de publicarse, es decir, desde el día 19 domingo por la noche, 20 lunes, 21 martes y hasta el 22 a las 11:05 de la mañana, sesenta horas tuvieron en Zarzuela para leer las páginas del libro. Pudiendo modificar lo que quisieran porque era el juego limpio que habíamos acordado, que ellos lo verían antes".
"Lo han leído y me dieron luz verde, la expresión concreta fue que la Casa Real comunica que se da por enterada de la existencia del libro y de su contenido total. Pausa. Y yo le dije a Susana Cortazar: ¿Y esto que significa?, porque no está una acostumbrada. "Esto significa que luz verde, venga ya a las máquinas". Es decir, que no había nada que modificar. Para ser más exacta, hubo una palabra que modificó la reina que no era de ella, era mía de mi mundo. Yo había hablado de la sociedad británica medio mundana, de mi mundo de la Jet, de la aristocracia y la reina le pareció un poco peyorativo y me dijo que si lo podía cambiar por lo cremoso, la cream de la cream, la flor y nata..."
 
 
"De repente, entra una periodista que podrías haber sido tú..." A mí me ha contado cosas igual que ha cualquiera."Porque a lo mejor no le metes las manos hasta las meninges".
 
"Defiendo la libertad de expresión de la reina en lo opinable y todo esto es opinable. Todos esos temas te pueden gustar más o menos. Cuando yo digo libertad de opinión digo como decía Orwell. Libertad de opinión no es solo para decir lo que yo quiero sino también para decir lo que no me gusta. La libertad de opinión, la pido para la primera ciudadana del país. El primer ciudadano es el Rey, pero él es el monarca coronado y tiene que cuidarse mucho y moverse en una baldosa muy estrecha pero la reina no, la reina es consorte y tiene libertad de opinión para decir si Leonor se parece a ella o si Letizia es estupenda o si los gays, respeta y tal y cual pero, no entiende que se llame matrimonio".
 
"La reina ha ido a la semántica y no a la cuestión de que se casen o no, que se casen si la ley se lo permite pero, que no se llame matrimonio. Ha ido a la semántica, ¿no?".
 
 
He visto a la Reina "Muy fresca, lozana, espontánea, suelta, divertida, con mucho sentido del humor, con un argot de calle que lo ha tomado de su nuera, de sus yernos, de los nietos. Ha ido aprendiéndose los nombres de los juguetes, de las marcas de los accesorios que llevan los niños. Madurez".
 
"En expresión de ella "Ahora ya paso las cosas, relativizo, ya no me llevo berrinches".
La reina conmigo habla. En el libro anterior que duro año y medio y que se vendieron un millón de ejemplares, la reina habla con soltura".
 
 
 
 
"Sí, son trece años. Todo ha cambiado mucho tanto que me describe a una escena muy gráfica. "Yo conocí a la reina Noor de Jordania cuando estaba de viaje de novios con el rey Husein, estamos bañándonos en Palma de Mallorca, en un barquito y en traje de baño y nos teníamos que acercar al barco dónde esperan los reyes, su marido y el mío y cuando veo que esta mujer, que es una arquitecto estadounidense, toma una camiseta y se la echa encima. Esta mujer ya sabe que para acercarse a donde están los militares tienen que cubrirse. Yo hice un gesto, pero las cosas han cambiado, los tiempos han cambiado". Entramos en el relato del bikini, el bikini, el bikini de Letizia de este verano. La reina me cuenta la escena en La Cabrera del "paparazzo" que iba con la cámara para sacar la imagen de Letizia en bikini. En ningún momento censura la imagen de Letizia en bikini. Lo que dice es que, Letizia que es periodista, lo lleva dentro, entendía perfectamente que este chico quisiera sacar esta foto".
 
"Yo he cambiado en muchas cosas, veo la vida mucho mas desde fuera gracias a Letizia y a la juventud que tiene en casa. Ella va a los colegios, se entera de muchas cosas, está preparando las lecciones de sus niños, los deberes, las modas. Dice que trata de adaptarse y de ir con el reloj en hora con sus hijos".
 
 
 
"Entonces hay un momento en el que le pregunto si el Rey sabe envejecer y que si le pasa como a los maromos que están en casa que ya están vagos". Y hablando de eso, del saber envejecer, de cómo él se cuida, hace gimnasia a las 7 de la mañana y que ella por la noches se pone con sus calcetines gordos, relajada, se pone a ver la televisión y a tomarse una ensalada o unas frutas. ¿Y el Rey también entra en esas cosas? "Ya va cayendo". Y bromas de ese tipo. Entonces le pregunto sobre si el rey abdicará y me dice: "Jamás, no pensamos eso", y que aquí en España hace falta que se vuelva a la tradición de el rey a muerto, viva el rey, porque hay mucho vacío de eso".
 
 
"Ella está a favor del derecho de todo hombre a su muerte, a su momento supremo, que es suyo, no de la persona que está al lado. Entonces ella de un modo muy natural, porque no es una persona que habla de dogmas religiosos sino que habla de leyes de la naturaleza. Esto lo puede afirmar el Papa Benedicto XVI o Nelson Mandela que es comunista. Por ejemplo yo he estado en los morideros más miserables de Calcuta, de la Madre Teresa de Calcuta, y allí había agonizantes muriendo muy dignamente, limpiamente, si tenían dolores les ponían paliativos sin que nadie les apresurase su muerte".
 
 
"La Reina habla con dificultad pero con bastante soltura el castellano pero con poco vocabulario de calidad. Pero, en concreto este párrafo de los gays, es tal cual, y casi todo. A lo mejor a la Reina ha habido que arreglarle la sintaxis como lo hubieras arreglado tú, para que quede bien ella. Entre otras cosas porque a lo mejor está hablando de la monarquía sueca de los Bernadotte.. pero, frases suyas como: "¿Qué ha ocurrido?", "No ha ocurrido nada" o "Qué o no"... Yo dejo que se equivoque incluso, que pronuncie mal una 'ñ' y lo dejo así porque tiene su gracia. No hay modificada ninguna cosa que altere, en este caso nada. El comunicado es una cosa torpe, torpe".
 
 
"También habla de pompa y utiliza un símil, que ella se los explica a Letizia: "Caballo blanco ni siempre arriba ni siempre al flanco". Hay momentos en los que se necesita la pompa, la pluma, el armiño. Encender las lámparas del Palacio de Oriente y recibir las carrozas pero, luego hay momentos de ir con vaqueros y esos mismos reyes que han estado mostrando que es España, cuanto tienen, que bonitas vajillas, que 'copería', "Que no hemos comprado ayer, que estamos al nivel de Buckingham". Pero, no siempre pompa, si te haces pomposo y estirado, te haces odioso pero tampoco puedes estar siempre en el paso de cebra, en los almacenes, porque entonces te confunden".
 
 
"Yo es que no soy cazadora. No voy a cazar reinas, ni cazar reyes, ni cazar príncipes. La Reina no se abre con cualquiera, la Reina se abrió conmigo. La Reina habla y se despacha sobre las críticas, como se las tiene que tragar y dice: "Sin que se nos mueva un músculo". Duele, cuesta, ha hablado de la quema de fotos. "Queman papel, queman fotos, no nos queman a nosotros. Y quemarán más. Hay babosos que crítican y tal pero, libertad de expresión". Bendita, dice: "Sagrada libertad de expresión. Nosotros no podemos tener miedo, no podemos temblar, no podemos enfadarnos con quien nos critica, no podemos mover un músculo. Tenemos que recibirles, "Hola, ¿qué tal?...". Todo eso está literalmente puesto. Tienen que ser impasibles, tienen que tener la sangre de horchata, dice: "Sangre de horchata, no pero, no nos pueden mover de nuestro sitio".
 
 
"Dice: "Mohamed", refiriéndose a Mohamed VI, "como su padre Hasan, de vez en cuando tienen que sacar el tema para mantenerlo siempre abierto pero, a nosotros no nos quita el sueño".
 
 
"Se están diciendo cosas que no son. No lo ha dicho ni ella, ni yo. Se están diciendo cosas que no tienen sentido, que no son verdad, dice: "Aquí no se ha dado un paso, ni un abogado, ni un papel. La situación es la que había, que dure lo que dé de sí, se está refiriendo al cese de la convivencia. No se ha hablado de separación, ni de divorcio, ni de nulidad. Nada esto está planteado. Nosotros queremos ayudar lo máximo y estorbar lo mínimo siempre que pidan ayuda".
 
"Quiero a Jaime", no a don Jaime, "como lo he querido siempre, tiene las puertas de mi casa, de mi vida y de mi corazón abiertas y además, lo quiero, me gusta". Entonces, hablamos de los niños y dijo que los niños están muy bien, que están con su padre y se lo pasan pipa, que están con su madre y se divierten mucho, nos tienen a nosotros, tienen el colegio de San Patricio, dónde se estimulan mucho y tienen a la madre y a la familia de Jaime. "A la madre yo la llamo bastante, con frecuencia".
 
 
"Yo esto no me consta. Me parecería lógico que a la Reina y al Rey en sus audiencias les pueden grabar para protegerles, porque alguien puede hacerles decir algo que no han dicho".
 
"Me gustaría si se ha grabado que saliera. Hay un momento en el que yo a la Reina le hablo en voz baja y ella también a mí. Le digo: "Majestad hay una pregunta que se la tengo que hacer sólo a usted porque sólo me fío de su respuesta", me dice "¿Yo sabré? Es el tema de la masonería, ella se inclina hacia a mí, se pone en el borde del asiento. Pero, las dos estamos hablando en voz baja, ¿por qué?"
 
 
'El ataque real'
¿Has hablado con la reina?
 1
 Una cara nunca vista
Una reina muy cambiada
La princesa Letizia
"Sí, hay una especie de gran química de abroche entre las dos. A mí me dio la impresión, en algún momento, que la reina estaba aprovechando, digo "aprovechando", de alguna manera mi libro, y hace bien, para impulsar y promover una imagen de monarquía democrática futura, moderna, "prebelliza", pie a tierra, de asfalto, "open house" de los palacios y ella lo llega a decir, toda la sangre es roja y lo importante es la persona. Hay muchas historias de reyes nefastos, torpes, viciosos y hay reinas que no eran de sangre azul, "Que no existe la sangre azul" y lo dice varias veces y que son reinas esplendidas o que lo han sido y cita a Fabiola, Paola, Silvia de Suecia, los Bernadotte...".2
En tiempos modernos
Su matrimonio con perspectiva
"Esta vez hubo un día que le dije: "Majestad no hemos hablado". La otra vez el libro era él, él, Juanito, mi marido, el príncipe, mi príncipe o don Juan Carlos y esta vez es ella, ella, la pareja porque ella quiere promocionar el futuro. "No hemos hablado del Rey", "Sí, ha ido saliendo" Sí, pero no lo suficiente. Y bueno le dedicamos un par de capítulos, un par de conversaciones largas al oficio del Rey, a cosas que hace el Rey, si el Rey envejece...,  y hubo un momento que la conversación, que nos pasa a todas la mujeres de la misma generación. Y hay cierta confianza que la reina me concede, yo no me la puedo tomar. Era un clima de confianza, de buen humor, de sintonía, de broma y si hasta me lo permites, de tomadura de pelo de la reina a mí. Y luego la reina parodia mucho, se ampara en la mímica, en la gesticulación porque no domina el idioma...".
En contra de la eutanasia
Citas textuales
De la pompa a los vaqueros
¿De caza?
Ceuta y Melilla
Los Duques de Lugo / Jaime de Marichalar
¿Una conversación grabada?