Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rocío Galán: "Sólo hay indicios, pero no hay pruebas de nada"

Menos de un mes después de la detención de Rocío Galán y otras 14 personas, entre ellos varios miembros de su familia, la 'amiga' de Ortega Cano ha concedido una entrevista telefónica en exclusiva a 'El programa de Ana Rosa'. La joven jerezana ha insistido en su inocencia a la periodista Rocío Romero y le ha asegurado: "Está claro que quieren destrozarnos. Ya es lo segunda vez que lo hacen".

 

Rocío Galán y su familia están "moralmente destrozados".  Según cree la joven, todos los hechos ocurridos y las acusaciones de explotación sexual y blanqueo de dinero y de capitales, a las que se han tenido que enfrentar, responden a una especie de conspiración contra ellos a lo que se ha sumado otro hecho: "Creo que se ha hecho un juicio mediático contra nuestra familia". Y por eso, ha advertido: "En cuanto tengamos la fuerza moral, estaremos otra vez ahí, porque creemos en lo que hacemos". 
La joven insiste en que su famlilia es "inocente" y que no se les ha otorgado el beneficio de la duda: "No hay palabras para decir todo lo que hemos sufrido". Según ella, no son ellos los únicos perjudicados por la bautizada Operación Toscana, "no solamente han hecho daño a la familia Galán, han hecho daños a muchas mujeres que están deseando que abramos" los clubes. Al parecer, ha contado, "150 familias de trabajadores están sufriendo" los efectos de estas detenciones.
Durante la operación, la Guardia Civil además de intervenir los seis prostítbulos de la familia, realizó siete registros domiciliarios e intervino cincuenta millones de euros. Además incautó otro medio millón que estaba escondido y un total de veinte coches.
Pequeñas alegrías
El estado de ánimo no es bueno, pero Rocío ha aegurado que albergan cierta esperanza a que todo se solucione pronto: "Menos mal que a veces hay tiempo a retrocer". Por el momento, . Aún así, la familia de la joven, a la que ya han ofrecido posar desnuda por 240.000 euros, no podrá utilizar estos centros como clubes de alterne, o al menos, de momento  los 15 detenidos están todos en libertad desde el viernes y los seis clubes de la familia Galán han sido desprecintados por la Guardia Civil
Son pequeños pasos ante los que Rocío dice se sienten muy "contentos", especialmente su hermano. El torero Juan Pedro Galán, uno de los últimos en salir de la cárcel, está "feliz, muy feliz". "Si le veis la cara está totalmente", ha dicho con insistencia. Además, según ha contado la joven de 35 años, les "han devuelto la fianza depositada "por su madre y por  ella. A lo que el colaborador de Ana Rosa, Nacho Abad, ha replicado: "Esa fianza nunca se llegó a depositar". 
Mientras, el padre de Rocío se encuentra "mucho mejor". Su mal estado de salud, que en su día se utilizó para que el 'pater' familia evitase el ingreso en prisión, responde a la edad. "Es normal tratándose de un hombre de 72 años", ha asegurad.
"Sólo hay indicios, pero no hay pruebas de nada"
En este tiempo los Galán han pasado de negar cualquier relación con estos negocios a reconocer que hay gente que trabaja para ellos en estos centros. En lo que insisten y vuelven a insistir es en su inocencia: "No hay ninguna prueba contra nosotros". Mientras, la periodista Rocío Romero ha añadido: "Los Galán están totalmente seguros de que no han hecho nada y tanto Rocío como su hermano han llegado a decir que esperan que el tiempo aclare quién está detrás de todo esto".
Según la jerezana de 35 años están siendo víctimas de una injusticia. "La Guardia Civil sólo tiene indicios, pero no hay pruebas de nada", ha asegurado en la entrevista en exclusiva. Para Nacho Abad no se le puede negar a nadie la presunción de incocencia, pero "no tiene nada que ver que no estén en prisión con que sean inocentes" y no hay más que ver "las pruebas que ha recopilado la Guardia Civil en los ocho meses de investigación". Por el momento, la causa no está archivada y el procedimiento con los Galán, ya en libertad, continúa.
Ni drogas, ni trabajadoras ilegales
Sobre la supuesta venta de droga en sus locales, Rocío Galán ha sido muy tajante: "No hay ningún registro en ningún local en el que se haya vendido drogas porque sino ningún miembro de mi familia estaría en la calle. Somos antidrogas". "Jamás", ha insistido, "jamás". La jerezana cree que ella no puede controlar si una chica consume, "como pasa en cualquier discoteca", pero en sus clubes no se venden drogas. Como ha pasado con todas las demás declaraciones, Nacho Abad ha hecho la contrarréplica: "Creo recordar que en el 'Media Park' se encontró cocaína en uno de sus registros".
Lo mismo pasa con el tema de la existencia de trabajadoras ilegales. Rocío Galán lo ha negado tajantemente, mientras que el colaborador le ha contestado: "Dice que no sabe nada de drogas, pero hay una conversación muy concreta de la propia Rocío Galán en la que, en resumidas cuentas, dice que sabe que hay trabajadores ilegales, sabe que hay drogas y se plantea la posibilidad de poner cámares en el párking de sus clubes" para controlar si viene alguna inspección.