Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Benito: "Amador fue un señor, le pido perdón"

Renovada y llena de energía Rosa Benito ha vuelto de la isla de 'Supervivientes' como una "mujer nueva". Como tal pisaba el plató de 'El programa del verano', proclamando a los cuatro vientos su nueva mentalidad. "Tengo que luchar por mi nueva vida. Soy nueva y feliz".
El paso por 'Supervivientes' ha cambiado a esta mujer que antes "tenía muchísimas inseguridades y miedos", pero que decidió superar las adversidades y ser "una mujer valiente". Además, en la isla ha dejado todos los complejos que arrastraba consigo y se muestra defensora de la figura de las mujeres normales. "Fuera de complejos. Como yo, hay muchas mujeres y tenemos que enseñar lo que tenemos. Hay que mirarse al espejo y decir '¡Estoy maravillosa!", aunque argumenta entre risas y para callar voces que eso no significa que "me vaya a tirar al primero que vea por la calle".
Para Rosa Benito, no todo han sido momentos felices en el reality. Durante todo el concurso, las ganas de abandonar llegaron con fuerza justo después de su reencuentro con Amador en la isla, semana en la que además salió nominada. Entonces, Rosa estaba decidida a hacer campaña para ser expulsada. "Me dije: '¡Dios mío!, ¿qué hago yo aquí?'". Incluso, reconoce que tenía una frase clave que conocían sus amigos y familiares y que significaba que quería ser expulsada, '¡Qué ganas tengo de estar en Chipiona!'. Ahora, en cambio, se alegra de que esas palabras no salieran de su boca. "Menos mal que no la utilicé".
Aunque Rosa Benito no se lo crea aún, ha sido la vencedora del reality de Telecinco. "No pensaba que iba a ganar, fue un shock".
Conflictos con Amador
Sus encuentros con Amador, las presuntas infidelidades de su marido y los rumores sobre la amistad especial de Rosa con el también superviviente José Manuel Montalvo no han podido con el matrimonio Mohedano-Benito, que se muestra ahora más fuerte que nunca. "Voy a luchar por mi familia que es lo que mas me importa".
Sobre el encontronazo que ella y Amador tuvieron en la gala final en el que Rosa le dijo que se marchara si no aguantaba las bromas sobre Montalvo, la ganadora de 'Supervivientes' pide ahora disculpas. "Le pido perdón. Sé que estuve muy borde y no sabía lo que se había dicho". Además admira el saber estar de su marido "Fue un señor, porque eso me lo dice a mí, y me levanto y me voy".
Rosa no entiende el "daño que nos han querido hacer sin merecerlo", y reconoce que Amador "lo ha pasado fatal" y que su hija Chayo, embarazada, "dejó de ir a platós porque se iba con contracciones por los comentarios que se hacían".
Momentos emotivos
En 'El programa del verano' Rosa ha tenido la entrevista más emotiva e íntima de todas las que ha hecho desde que se convirtió en toda una estrella. Entre llamadas de sus familiares y amigos, y un cine muy particular donde ha podido ver la película de su vida, ha recibido un regalo muy especial. Rosa abría con nerviosismo una cajita en la que encontró un colgante con la letra "A", que representa el amor, su marido Amador, su hijo menor, y la pequeña Alejandra, que aún se encuentra en la barriguita de su madre Chayo.
Llena de emoción ha reconocido que su hijo Amador "es una bendición", y se ha mostrado molesta con aquellos que han criticado incluso el reencuentro con su pequeño "Yo no lloré. Tenía una sonrisa inmensa de ver a mi Amador". Además, ha asegurado que a partir de ahora no será tan estricta con su hijo "'Supervivientes' me ha enseñado que los hijos tienen que disfrutar, nadie le podemos cortar su niñez, su libertad. Yo he sido muy rígida".
"Molesta" con el asunto Ortega Cano
Sobre el asunto de Ortega Cano, del que se ha comentado en los últimos días que la ganadora de 'Supervivientes' podía ser conocedora del accidente del diestro estando en la isla, que "no sabía nada de lo de mi cuñado. Si llego a saber algo, se me hubiera notado en la cara... Es más, lo hubiera comentado con la dirección".
Además, reconoce estar "molesta" por la llamada que Ortega Cano le hizo para advertirle que no fuera a visitarle porque había mucha prensa. "Yo no quiero tocar el tema porque mi cuñado se que lo esta pasando mal, pero si estoy dolida. Cuando quieres a una persona te duele que te prohíban algo. No entiendo porqué. ¿Por prensa? Si yo prensa tengo ahora mismo donde vaya" .
Rosa se muestra clara sobre el asunto "Lo único que pido es que se ponga bien y recupere la salud", y asegura que no está en su mano dar el siguiente paso. "El llamó para que no fuéramos, él tiene que llamar ahora para decir si lo ha hecho bien o lo ha hecho mal. ¿Yo cómo voy a ir un sitio en el que me han prohibido la entrada?".