Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctor Janeiro no echa de menos a Beatriz Trapote, según 'QMD!'

¡Lo que faltaba! Si ya estaba candente el tema de la posible crisis en la relación de Víctor Janeiro y Beatriz Trapote, la portada de la revista 'Qué me dices!' ha terminado por rematarlo. La publicación saca este lunes a la luz unas fotos del pequeño de los Ubrique disfrutando de su etapa de 'rodríguez' con su bailarina de 'Más que baile'.
A sólo unos días de la gran final, el 'Fred Astaire' de Telecinco pasea junto a Emy, su guapa compañera de 'MQB!', por la capital española. Al parecer, según la revista, "el lunes 10 estuvo todo el día con ella" y "hace un par de semanas se lo pasó pipa con Rocío, otra de las bailarinas del concurso".
En las imágenes, que aunque tomadas en el mes de mayo, parecen de un día de invierno, la esporádica pareja luce muy sonriente y compartiendo "charla y risas y miradas coquetas", dice la publicación. Es más, se atreve a apuntar que tras estas fotos, "volvieron a citarse esa misma noche para... ¿seguir ensayando la gala del día siguiente?"
Las fotos calientan un debate que Kiko Hernández empezó en 'Sálvame'. El colaborador del programa y ex 'granhermano' explicó hace diez días que el diestro y la bailarina estuvieron jugando al hielo en la discoteca New Garamond de Madrid mientras la novia del torero comenzaba su aventura en 'Supervivientes'. Al parecer Victor no vio el primer programa, pero eso no quiere decir que haya crisis, o eso dice él: "Con lo buena que está mi novia..."
Pero más allá de la polémica, que ya le gustaría conocer a Bea la Legionaria para atacar a su enemiga Beatriz Trapote en Nicaragua, lo cierto es que este martes Víctor se enfrenta a la final de 'Más que baile' con todas las miradas puestas en él. El público no sólo estará pendiente de sus bailes. Los gestos, las miradas y la química que despierte la pareja serán de especial interés para la audiencia y, quién sabe, igual ayudan a que el diestro se lleve este año el premio.
Y puestos a conjeturar... ¿Darán sus bailes alguna pista sobre su posible relación? ¿Nos desvelarán en el escenario algo de lo que pasa fuera? ¿Serán los del martes sus últimos bailes o, terminado el concurso, pondrán en práctica sus conocimientos en alguna discoteca de Madrid? El tiempo lo dirá.