Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Violeta Santander ofrece su versión acerca del supuesto enfrentamiento con 'Está Pasando'

'El Programa de Ana Rosa' ha mantenido, en directo y en exclusiva, una conversación telefónica con ella en la que niega haber agredido a los periodistas. Les tacha de mentirosos e insiste en que está siendo víctima de "un linchamiento promovido por alguien importante, de la política".
El programa 'Está Pasando' cuenta que al preguntar a Violeta Santander acerca del estado de salud de Jesús Neira, esta adopta una actitud agresiva y arremete contra las cámaras. Sin embargo, la versión de ella es muy diferente. Tal y como ha explicado a 'El Programa de Ana Rosa', "yo salía de mi casa y cuando me meto en el coche me preguntan por Neira. Yo no quiero responder, porque estoy en mi derecho de negarme, y el periodista mete medio cuerpo en mi coche, me increpa, y no me deja irme". Y añade, "la versión de 'Está Pasando' es totalmente incierta. No me dejaban cerrar la puerta de mi coche".  Violeta Santander y su padre han interpuesto una denuncia en contra del programa. "El caso con 'Está Pasando' irá a los tribunales", amenaza.
 
 
"Me queréis crucificar"
 
Por otro lado, Violeta Santander aprovechó la cobertura mediática ofrecida por 'El Programa de Ana Rosa' para denunciar que está siendo víctima de un "linchamiento". Principalmente porque no está diciendo lo que la sociedad quiere oír, asegura. Pero se atreve a ir más allá. Implica a personalidades políticas y a la asociación CONVIVE, creadora de la plataforma 'Gracias, Jesús Neira'. Sin embargo, sus argumentos, a menudo, resultan contradictorios y confusos. Así, mezcla la política con la sanidad pública, su supuesta persecución y a gente del gobierno y la Comunidad de Madrid. Sus palabras exactas son: "Estoy sufriendo un linchamiento promovido por alguien muy importante, político, desde luego. La mala sanidad que hay, lo primero. (...) Tienen que rodar cabezas, y la mía tiene que rodar, para que haya un héroe". En ningún momento especifica el por qué de sus acusaciones. Nacho Abad, en un intento por entender su mensaje le pregunta "¿te estás refiriendo a una persona de la Comunidad de Madrid que dijo que había recibido una gran paliza, y que se equivocó?". Tras dubitar un tiempo prolongado, Violeta Santander responde "Sí, a esa y a muchas, en la Comunidad y en el Gobierno". Para rematar este mensaje, en el que faltan demasiados datos como para sacar alguna conclusión en claro, cuenta que la asociación CONVIVE ha promovido un manifiesto en su contra con la ayuda de alguien, presuntamente, del Gobierno. 
  
En cuanto a Jesús Neira, Nacho Abad, como han intentado otros en muchas ocasiones, trata de conseguir de labios de Violeta Santander una disculpa moral hacia el profesor. En todo momento insistió en que eso era algo que tenía que decidir el juez. "Yo le he dado las gracias, pero acudir en mi ayuda...", una frase a medias en la que deja entrever que en ningún momento estuvo en peligro. Porque Antonio Puerta no la maltrata. "Hace años fui una mujer maltratada y sé de lo que hablo. He sufrido muchísimo y me solidarizo con todas ellas". Pero con Antonio Puerta es diferente. Insiste es que jamás le ha pegado y que nunca ha tenido que denunciarle. De hecho, el día de la agresión a Jesús Neira, ella pidió a los médicos que la vieran para demostrar que no había sido víctima de malos tratos, que estaba bien. Algo que, Nacho Abad, corrobora.
 
Finalmente, tras una larga conversación en la que Violeta Santander se mostró alterada y emocionalmente inestable, quiso enterrar el 'hacha de guerra' deseando la mejora del profesor. "Ojalá, de corazón, se recupere Jesús Neira".