Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Si soy tan aburrida, no me saquéis en vuestro programa"

La colaboradora vuelve a estar en la palestra, en esta ocasión, por las incómodas críticas recibidas desde el programa de 'Esta Pasando' con motivo de su asistencia a la boda de unos amigos. Comentarios descalificadotes que a Belén Esteban le gustaría rebatir.
Indignada, entristecida y con muchas ganas de hablar. Belén Esteban no gana para disgustos y 'Está Pasando' ha vuelto a ser el motivo. Sus ácidas críticas hacia la gente de la boda de unos amigos a la que asistió, así como a ella misma, le han hecho mucho daño. Hablan de ropa "de mercadillo", califican de "Pitonisa" a una mujer que llevaba un pañuelo en la cabeza y se meten con la ropa de los novios. De él comentan que parece el muñeco de la tarta, y de ella critican su tocado y su escote. 'Acusan' a un invitado de llevar una mochila "tal vez esperando rellenarla con las sobras del banquete" y dicen que las damas de honor "son dignas de mención". Globalmente, describen la boda de 'chana' y hortera, como nunca se ha visto antes. Ante tanta descalificación, Belén Esteban se ha visto obligada a pedir perdón públicamente a toda esa gente, a pesar de no haber hecho nada.
"Quiero pedir perdón a Eva, por trabajar en este medio. Pedir disculpas a los familiares y amigos", y rotunda, afirma a continuación, "iremos como gente de mercadillo, pero somos auténticos". Y es que Belén está cansada de que, al hablar de ella, siempre insistan en su origen humilde y critiquen su forma de vestir. "Cada uno hace lo que quiere".
Los novios, de Luna de Miel, se han enterado de todo. Pero lo que especialmente ha dañado a la colaboradora han sido los comentarios realizado hacia Eva, 'la Pitonisa' según Está Pasando. "Lleva siete años luchando contra una enfermedad, el cáncer. Encima hay que contar estas cosas...", decía molesta.
 
La boda, que fue especialmente emotiva porque faltaron personas importantes como el padre de Belén y un familiar de la novia, transcurrió sin más altercados. "Había de todo, pescaderos, albañiles... el novio es pescadero y la novia doctora de medicina", una lección de humildad que, ante situaciones tan desagradables como esta, Belén Esteban se ve obligada a dar.