Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No me atrevo a salir con señores estupendos porque me da vergüenza"

Después de un éxito, toca el cambio . Así es como concibe Concha Velasco su trabajo interpretativo. Por eso, después de la abrumadora trascendencia de su papel en la serie de televisión 'Herederos', decidió que tocaba apostar por un nuevo registro.
El resultado es su papel como Madame Rosa en la obra teatral 'La vida por delante', que dirige José María Pou y en la que da vida a una ex prostituta judía que comienza a acusar síntomas de demencia senil.
Pletórica y entusiasmada, Velasco aseguró ser muy feliz en 'El programa de Ana Rosa'. "Soy tan feliz que casi llego a creerme que soy feliz", bromeó la actriz. Y es que motivos no le faltan. "Soy libre, hago lo que quiero, estoy en Barcelona, que es una ciudad preciosa, me llaman mis amigos..."
Aún así, todavía le queda alguna espinita. No hay que olvidar que ya han pasado cuatro años desde su separación con Paco Marsó -un relación que definió como "adicción"- y Concha todavía no se atreve a dar el paso.
"No me atrevo a salir con señores estupendos que me llaman, porque me da vergüenza" , reconoció entre risas. Y, por si alguien lo dudaba, sentenció: "que de mi edad también hay guapos, ¿eh? ¡Que yo antes no lo veía!".