Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Se avalanzaron sobre el menor dejándole sin respiración y llegando casi a ahogarle"

Los menores denuncian abusos físicos y psíquicos.telecinco.es
En el centro Baix Maestrat, de Castellón, gestionado por la Fundación Internacional O´Belén, con cuyo director ha mantenido Ana Rosa Quintana un cara a cara en su programa, se han registrado castigos como el que relata un menor al defensor del Pueblo de un vigilante de seguridad que le rompió un brazo para hacerle una contención.
Otro del centro Picón de Jarama, en Madrid, denunció que, tras haber mantenido una discusión con un compañera, fue agredido en por los vigilantes. La denuncia que puso en la comisaría dice lo siguiente:
"Que en el día y hora señalada.......los vigilantes del centro entraron en su habitación y lo redujeron por la fuerza, causándole las lesiones que se detallan en parte facultativo (que exhibe y adjunta), llevándole por la fuerza a un cuarto de castigo, al que llaman 'cuarto de tiempo fuera'. Que una vez en ese sitio los vigilantes y un tutor, se avalanzan (sic) sobre el menor para que no pudiera escapar, dejándole sin respiración y llegando casi a ahogarle. Que, por estos hechos, le comunican que lo iban a meter en el un(sic) cuarto de aislamiento, en el cual los menores quedan completamente aislados..."
Luego, el mencionado parte facultativo dice:
"...hematomas por compresión a nivel axilar, hombro y EPH (sic) izquierda, zona lateral I (sic) cuello y dorso espalda..."
Sin embargo, no era la primera vez que esto ocurría con este chico. En otra ocasión, su madre de acogida puso una denuncie en el Instituto Madrileño del Menor y de la Familia, que señala:
"El niño fue reducido por un empleado de seguridad que le asestó dos golpes en la cabeza con la plaqueta metálica utilizada para detectar metales en los cacheos. El resultado de dicha agresión, fue que el menor sufrió una brecha en la cabeza con un diagnóstico de traumatismo encefalocraneal... No sólo no llevaron al niño al médico, sino que se le dejó toda la noche aisladoy sin supervisión médica. A la mañana siguiente, al no encontrarse bien y sufrir muchos mareos, fue al Hospital La Paz, de Madrid, acompañado de su madre biológica.”
Éste era el parte de lesiones de los que le atendieron:
"Estando el menor en su centro psicosocial de Paracuellos de Jarama, en el patio, tuvo lugar una pelea que él refiere no empezar, y los guardias, intentaron contenerle, pero al ver que no pueden, le golpean con un detector de metales en zona parietal dcha (sic), en número de dos veces, según testigos".