Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“No es bonito ser madre tan joven”

Isabel fue madre con quince añosTELECINCO.ES
Isabel tiene 17 años. Con sólo quince, se quedo embarazada por un error del destino. Su preservativo se rompió y ante el desastre, decidió seguir adelante con su embarazo. Ella misma nos cuenta las ventajas y los problemas de ser una madre menor de edad.
Isabel tiene 17 años. Con sólo quince, se quedo embarazada por un error del destino. Su preservativo se rompió y ante el desastre, decidió seguir adelante con su embarazo. Ella misma nos cuenta las ventajas y los problemas de ser una madre menor de edad.
Si el apoyo de su madre Natividad, Isabel no habría podido salir adelante. Sin embargo, su madurez y asumir el problema sin extrañeza ni prejuicios, también ha ayudado. Su vida ha cambiado radicalmente. Si antes se dedicaba a estudiar, a salir con sus amigas y a ponerse guapa, ahora compagina el trabajo y los estudios con su labor como madre. Y aunque echa de menos esos tiempo de libertad, no puede evitar sentirse feliz cuando acaba los exámenes porque eso significa que puede pasar más tiempo con su hijo.
 
Aunque Isabel tomó precauciones y se quedó embarazada por culpa de que se rompió el preservativo, reconoce que la comunicación, en cuanto a sexo, con su madre, era escasa. "Me daba vergüenza decirle a mi madre que tenía relaciones", y añade "a los jóvenes deberíamos recomendarnos que escuchemos más a nuestros padres". De alguna forma, ella reconoce que, aunque los padres son responsables directos de sus hijos, estos deben asumir sus actos. Y esto es lo que ha hecho precisamente Isabel. Cuando supo que estaba embarazada, ya había pasado tres meses y al ver al ecografía del bebé, decidió tenerlo.
 
Isabel Serrano forma parte de la Federación de Planificación Familiar y Ginecología y es autora del libro "Sexo con sentido para jóvenes". Ella pone especial hincapié en la necesidad que existe de mejorar la educación sexual. "Tenemos una información basada en los miedos y los peligros. Hace falta una mejor educación sexual y métodos anticonceptivos". Es una cuestión de conciencia social. De hecho, Isabel Serrano explica que a menudo culpamos a los jóvenes tachándoles de irresponsables cuando, en realidad, carecen de los medios necesarios para actuar con cabeza. A menudo desconocen el uso de los preservativos, las enfermedades, las precauciones que deben tomarse… Por otro lado, considera que dispensar anticonceptivos de forma gratuita ahorra problemas. "Que los tengas a mano no quiere decir que tengas más relaciones", explica. Ocurre como con las estadísticas. Actualmente, estas indican que la edad de las primeras relaciones comienza a los catorce años. Sin embargo, Serrano considera que ssto es relativo y depende absolutamente de cada persona.
 
Telecinco, por una vida sexual sana
Durante el mes de julio, '12 meses, 12 causas' dedica su campaña de concienzación a una vida sexual sana. Abanderado por Christian Gálvez y María Castro, asume que "la sexualidad es una de las facetas fundamentales en la vida de los seres humanos". Así, "aunque la juventud dispone hoy en día de amplia información sobre los preservativos, muchos declaran no usarlos aún disponiendo de ellos, lo que propicia que enfermedades y embarazos no deseados".
 
El presentador reconoce que su primera experiencia sexual fue con menos de dieciséis años . Lo pasó mal porque no utilizó protección y luego estuvo un tiempo dándoles muchas vueltas al asunto. Por eso quiere ponerse al frente de esta causa, para, con su imagen, convencer a los jóvenes de que, si bien son dueños de su sexualidad, jamás deben de olvidar ser responsables.
 
La píldora del día después
El pasado año, los hospitales y las farmacias dispensaron medio millón de píldoras para interrumpir el embarazo. Es común encontrar a menores que han hecho uso de las mismas debiendo en ocasiones mentir al decir su edad para conseguirlas. Si bien la píldora del día después no tiene efectos secundarios graves (sí produce mareos, vómitos y náuseas), es erróneo transmitir el mensaje de que esta es un reducto sencillo para interrumpir embarazos no deseados. Su uso es extremo y siempre con receta médica.
 
Existen, sin embargo, algunas farmacias que se niegan a dispensarlo incluso con receta. Se acogen a la cláusula de conciencia, algo que ha suscitado mucho debate ya que, ¿hasta que punto puede un farmacéutico decidir algo así? Son estas cosas las que obligan a una reeducación de la sociedad en tema sexual.