Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Yo estoy muy cansada de la vida"

Durante años, fue maltratada por su maridoTELECINCO.ES
Inmaculada estuvo años aguantando vejaciones, violaciones y maltrato por parte de su marido. Temía por la vida de sus hijos y contrató a un sicario para hacer lo que ella no se atrevía. Todo ocurrió en junio de 2003. Ahora se enfrenta a una pena de 21 años.
Lo hizo en defensa propia. Después de años temiendo por su vida y por la de sus hijo (uno de ellos fruto de este matrimonio), decidió cometer un acto radical. Asesinar a la persona que le hacía imposible la existencia. Para ello contrato a un asesino, hombre al que ella misma abrió la puerta de su casa para que culminara el acto.
La imagen de su pequeño zarandeado por el balcón o con un cuchillo en su nuca eran imborrables. De esta forma, reconociendo en todo momento lo que había hecho, ingresó en prisión durante dos años y dos meses. Y, paradójicamente, se sintió más liberada que nunca. Sus hijos estaban a salvo y ella ya no tendría que aguantar más sus golpes. Más tarde salió y pudo formar una familia normal junto a sus hijos. Tras saborear las mieles del cariño, ahora se enfrenta a 21 años de cárcel.
 
Ela es consciente de que tiene que cumplir la pena pero teme por sus hijos. "No quiero nada para mí pero mis hijos sí merecen tener una vida normal. Aún sufren por lo que han vivido", explica. El problema es que el juez considera que no precede demostrar los malos tratos. De esta manera, aunque será sometida a un juicio popular, no podrá llevar ningún testigo, Sus hijos, los vecinos que en más de una ocasión la vieron ensangrentada y sus padres, no contarán su versión.
 
Así, Inmaculada confiesa que vuelve a sentirse desamparada. "Pedí ayuda a muchos sitios diferentes y me sentí muy sola. Nadie quería ayudarme. Y el sentimiento que tengo ahora es parecido. El juez dice que no precede demostrar los malos tratos.
La policía le decía "seguro que habrás hecho algo para merecerlo" y el asistente le dijo que le iba a denunciar a la protectora de menores por permitir el maltrato d sus hijos. ¿Por qué ninguno organismo social ha respondido?
 
Su hijo mayor tiene ahora veinte años y el dolor y la rabia que guarda en su interior le han impedido tratar el tema con psicólogos. "Lo único que le hecho en cara a mi madre es no haberlo hecho yo", responde tajante el hijo de Inamaculada.