Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Pantoja no irá al bautizo de su nieta Ana

La familia más mediática de nuestro país es hoy noticia por las bajas que previsiblemente tendrá el futuro bautizo de la última en llegar a la familia, la pequeña Ana Rivera Rosales. Si hace unos días María Patiño aseguraba en 'AR' que el bautizo sería el próximo 12 de marzo en la parroquia de Santa Ana en pleno barrio de Triana, hoy les ofrecemos la exclusiva de que Isabel Pantoja no asistirá a la ceremonia.


Nuestra compañera Paloma García Pelayo nos ha contado en primicia que finalmente la abuela de la niña, Isabel Pantoja , no asistirá a la ceremonia al parecer por no querer ir hasta Triana perseguida por los medios de comunicación. Según sus informaciones tampoco Francisco y Cayetano Rivera podrán asistir por tener compromisos laborales en esa fecha. Con la baja de Cayetano, Kiko Rivera tendría que buscar un nuevo padrino para su pequeña.
El motivo por el cual Isabel Pantoja, presumiblemente, no va a asistir al bautizo de su nieta es porque para llegar hasta la iglesia donde se va a celebrar la ceremonia es necesario hacer un pequeño trayecto a pie y la tonadillera no está dispuesta a sentirse desprotegida ante los medios de comunicación y el público que allí se congregue. Desde que la cantante entrara en prisión, ésta sería la primera vez en la que se mostraría tan a la vista de las cámaras, algo a lo que Isabel no estaría dispuesta.
Según nos ha contado Antonio Rossi, la relación entre Kiko Rivera y su hermana Isa Pantoja atraviesa por uno de sus peores momentos. Tanto es así que, según ha podido saber nuestro compañero, es muy probable que la menor de los hermanos Pantoja tampoco asista al bautizo de su sobrina al igual que ocurrió con el cumpleaños de su hermano al que no asistió excusándose en el hecho de que no tenía coche y no podía llegar hasta Cantora.