Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El defensor del pueblo andaluz podría tomar medidas contra Francisco Rivera

La fotografía de Francisco Rivera toreando con su hija Carmen en brazos ha desatado la polémica. Muchos han criticado al torero, al que han acusado de poner en peligro la vida de su hija. El diestro se defiende. "Pensar que he puesto a mi hija en peligro es una barbaridad. Más segura que en mis brazos no va a estar nunca. Soy torero por la gracia de Dios, vivo para esto y le dedico 365 días al año. Ni por un segundo corrió el  mínimo  peligro. Hay muchas más cosas peligrosas que no voy a entrar en ellas que están llenas de niños". Sin embargo, las palabras del diestro no han convencido al defensor del pueblo andaluz, que podría tomar medidas. "De ser cierta la imagen, mostramos nuestro absoluto rechazo. Recogemos información para valorar posible actuación."