Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pantoja no quiere que Dulce vaya a Cantora porque cree que va a montar un escándalo

Continúa la guerra entre Isabel Pantoja y Dulce. Después de que la niñera le hiciera llegar un requerimiento notarial a la artista, Marisa Martín Blázquez ha desvelado por qué la artista no quiere que Dulce recoja sus cosas en Cantora. Según nuestra compañera, la familia no quiere que Dulce pise la finca porque creen que su verdadera intención es montar un escándalo. 

Dulce sigue vetada en Cantora. La que fuera persona de confianza de Isabel Pantoja ni siquiera puede pisar la finca familiar para recoger las pocas pertenencias que se dejó allí cuando Chabelita abandonó el hogar familiar al cumplir los 18 años. Sin embargo, esta negativa no se debe a que quieran quedarse con los pocos recuerdos de Dulce sino que la familia cree que Dulce quiere ir a la finca a montar un escándalo, según ha confirmado Marisa Martín Blázquez. 
A Dulce le robaron hace años casi todos sus recuerdos
Ropa de Isabel Pantoja , cartas, fotos y objetos personales. Ese es el contenido de las cajas de Dulce que están retenidas en Cantora. Sin embargo, el contenido de estas cajas pertenecen a los últimos años ya que, según ha revelado Sandra Aladro, Dulce sufrió un robo hace unos años.
Según ha explicado nuestra compañera, cuando Isabel Pantoja descubre que Dulce había tenido un acercamiento con Julián Muñoz la echó. Era el año 2006 y Dulce, que llevaba viviendo en Cantora desde los 19 años, se marchó con todas sus cosas. "Todo lo que tenía estaba en esa casa. Es aficionada a la fotografía y tenía muchos álbumes, de Chabelita y suyas personales". Sin embargo, nada queda de aquellos recuerdos. Cuando Isabel Pantoja la echó de casa, se lleva todas sus cosas a Barcelona, al trastero de su hermano. Allí se quedan todos sus recuerdos hasta que un día su hermano la avisa y le comunica que han robado los baúles con todos los recuerdos. 
Dulce y Pantoja, historia de una obsesión
Aunque ahora no pueden ni verse, hubo un tiempo en que Dulce e Isabel Pantoja eran uña y carne. La niñera era una más en la familia Pantoja e incluso se puede llegar a pensar que Dulce quería ser la artista. Alguna de las cosas más queridas por la cantante se convirtieron en imprescindibles en la vida de Dulce. La niñera se disputa con Isabel el amor de Chabelita y le ha arrebatado el cariño del pequeño Alberto, que pasa la mayor parte del tiempo con la niñera. Por último, Julián Muños, jefa y empleada podrían haberse disputado el amor del exalcalde de Marbella.