Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cumplen dos semanas sin Mari Luz

La familia de Mari Luz, la niña desaparecida hace dos semanas en la barriada obunense de Torrejón, está desesperada: una persona detenida por un supuesto fraude, pidió 50.000 euros a la familia por el rescate de la niña y, varias personas aseguran que la han visto. Sin embargo, ellos, no ven ningún resultado.
Hoy se cumplen dos semanas desde la desaparición de Mari Luz Cortés, la niña de cinco años residente en la barriada obunense de Torrejón. Los padres de la pequeña están hartos de oír rumores de gente que asegura que la ha visto. Dicen que si no es cierto sólo entorpecen la actuación policial.
Más testigos
Un testigo ha declarado haber visto cómo raptaban a la pequeña. El padre de Mari Luz niega la versión del mismo pero la policía le da credibilidad. Este hombre dice que un señor de etnia gitana y bastante corpulento hablaba con ella; parecía que se conocían. El problema surgió cuando la pequeña se negó a entrar en la furgoneta de color blanco. El hombre la agarró por la cintura y la metió bruscamente en el vehículo. Finalmente vio comó el coche se alejaba hacia la barriada de la Orden. El testigo llamó de forma anónima el miércoles, cuatro días después de la desaparición. El problema es que la policía no puede localizarle y reinterrogarle porque efectuó la llamada desde una cabina pública y no tienen ningún dato suyo. La madre de Mari Luz asegura que su marido no da credibilidad al testigo porque de ser cierto habría cruzado sola la carretera y sabía que eso no podía hacerlo.
La familia de Mari Luz ha denunciado la existencia de un grupo de personas que se dedican a pedir dinero en su nombre para hacer negocio; han explicado que las personas que quieran colaborar se tienen que dirigir exclusivamente a la cuenta de la entidad bancaria que han facilitado.
Un detenido por pedir rescate
La policía detuvo a un hombre que pretendía estafarles y que supuestamente pedía 50.000 euros a la familia por el rescate de la pequeña. Esto ha causado una terrible sensación desasosiego a la familia. No comprenden que puedan jugar de esta forma con sus sentimientos. "Cada día estoy más desanimada porque ya son 15 días y no vemos ni un rayo de luz. Necesito saber algo ya", sentenciaba la madre de la pequeña.