Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diccionario de Rajoy

Mariano Rajoy ha hablado sobre todo de crisis con Ana Rosa. La situáción económica preocupa especialmente al líder 'popular' y ha calificado de "error categórico" la gestión que de ella está haciendo el Ejecutivo. Pero además, ha hablado de otros asuntos de actualidad y ha usado otros términos. Aquí hacemos un repaso.
Amistades peligrosas. Libro, película, dúo musical... y para Rajoy, también Cuba y Venezuela. Con este término ha calificado las relaciones del Ejecutivo con estos dos países. Porque, como ha insistido, "los aliados del Gobierno tienen que ser democracias".
Bicicleta. Es por todos conocidos la pasión del líder 'popular' por las bicicletas, pero nunca está de más recordarlo, sobre todo ahora que están tan de moda. Qué hablamos de toros y las polémicas declaraciones del filósofo Jesús Mosterín... pues qué mejor momento para decir que a él lo que le van son estos vehículos de dos ruedas. Y puestos a hablar de deportes, tampoco hay que pasar por alto su otra pasión: el fútbol.
 
Cuatro y cinco.  Son los números de la entrevista: cuatro millones y medio de parados y cinco millones y medio de puestos de empleo que creó el Partido Popular durante su etapa en la Moncloa, de 1996 a 2004. Además, cuatro son los puntos que ha de tratar el Ejecutivo para solucionar la crisis: no subir impuestos, controlar el gasto, reestructurar el sistema financiero y hacer una reforma en los contratos.
 
Error categórico. Lo del Gobierno con la economía y sus gestión de la crisis no es un error cualquiera. Si la primera parte de la entrevista se ha dedicado a este asunto tan de actualidad, Rajoy no ha dejado de insistir en que "esto tiene arreglo, pero es necesaria otra política económica" distinta de la actual. Y puestos a hablar de errores del Gobierno, no es mal momento para recordar que también lo fueron las negociaciones con ETA.
 
Este señor. Haciendo uso de su retranca gallega y tirando de eufemismo, Rajoy no ha querido nombrar a Hugo Chávez y ha utilizado estos términos para referirse a él. Aparentemente 'este' y 'señor' no tendrían por qué ser despectivos, pero dependiendo de cómo y cuándo lo digas, la cosa cambia. Había que ignorar y ningunear sus últimas declaraciones y ésta era la forma.
 
Espatonso. Así ha ido calificando cada uno de los siete cambios de looks que el diario ABC propuso hace casi un mes para el líder 'popular'. Señalándose a sí mismo, ha dicho: "A mí me gusta éste, cada uno está identificado con su cara". No se plantea quitarse la barba porque en 1996 lo hizo y decidió que no volvería afeitarse en la vida.
 
Prevención. Para evitar que te dé un infarto, hay que cuidarse. Para evitar llegar tarde a un sitio, hay que salir pronto de casa. Para evitar mojarse un día de lluvia, es mejor llevar paraguas. Y para evitar casos como el de 'El Rafita', hay que cambiar la legislación. Rajoy ha tirado de refranero para explicar su propuesta de cambio en la Ley del Menor y de poner en marcha la cadena perpetua revisable. "Siempre es mejor prevenir que curar", ha sentenciado.
 
Pueblo. Rajoy no ha dejado escapar la oportunidad de hacerle un guiño a su tierra y ha hablado de que en Pontevedra va cada año a las fiestas de su "pueblo, la Peregrina". Para el que le guste viajar y quiera hacer turismo festivo, que sepa que ese pueblo al que se ha referido el 'popular' es Pontevedra, la capital de la provincia gallega que lleva el mismo nombre.
 
"Salida de pata de banco" A vueltas con los dichos  populares, ésta ha sido la forma utilizada por Rajoy para referise a las declaraciones de Mosterín. Porque para él han sido mucho más que inaceptables, lo que hizo el filósofo fue "una comparación odiosa".
 
Willy Toledo. No lo ha mencionado, pero lo ha dejado caer. Ha vuelto a tirar de eufemismo y ha dicho: "El otro día moría un disidente en Cuba y encima alguno lo insulta". Blanco y en botella.