Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me dijo que era su putita y tenía que hacer lo que él quería"

"Desde que entré vi que se vivía un ambiente de promiscuidad, sobre todo, entre la gente más mayor", ha revelado en exclusiva una de las víctimas de Torres Baena, que abandonó el gimnasio cuando comenzaron a hacerle la vida imposible por negarse a cumplir los deseos de los tres acusados que se encuentran en prisión.
Según ha confesado la joven, la situación en el gimnasio le resultaba extraña, sin embargo llegó un momento en el que comprendió que era lo normal. "Era raro hasta que entendimos que el profesor exigía saludarse con un beso. Nos decían que todo lo bueno y lo mejor lo íbamos a encontrar en el gimnasio. Todo lo hacían sin malicia y porque te querían. Trataban la situación desde el punto de vista que lo entendieras".
Las visitas al despacho
Aunque se ha vuelto a decretar el secreto de sumario, la joven ha confirmado algunos de los puntos que se destaparon la semana pasada. Uno de ellos eran las visitas al despacho de Torres Baena, en los que los jóvenes entraban "con los compañeros que tenían más afinidad". Allí, según ha revelado a 'El programa de Ana Rosa' Torres Baena besaba a los alumnos.
Torres Baena empezó su acoso cuando ella tenía 15 años
Aunque el profesor de Kárate ha cometido abusos con niños mucho menores que ella, la víctima entrevistada por 'El programa de Ana Rosa' ha revelado que con ella el profesor no comenzó a intentarlo hasta que tuvo 15 años, por lo que tuvo mucha sutileza a la hora de convenceral.
Sin embargo, ella se mostraba reticente a cumplir los deseos de su profesor. "Tras hablar conmigo me dijo que María José me iba a enseñar lo que tenía que saber para estar con un chico", ha confesado a la vez que revelaba que Torres Baena intentó en varias ocasiones convencerla para que accediera a sus deseos y que tras varios intentos infructuosos llegó a mostrarse violento. "Me llamó una noche a su cuarto. María José estaba en la cama sin nada y él sólo tenía el pantalón. Se puso muy violento y me dijo que era su putita y tenía que hacer lo que él quería".
Tras este último episodio, la alumna habló con una compañera que estaba mucho más metida en los turbios asuntos de la escuela. "Hablé con una compañera y me dijo que ella se quedaba. Yo cogí a mi hermano y me fui", ha confesado. 
Torres Baena, atracción por los vírgenes
Además, durante la entrevista exclusiva en 'El programa de Ana Rosa' ha revelado que a Torres Baena   "le obsesionaba la gente que no había tenido relaciones, él quería ser el primero."
Fernando, el cabecilla de la trama
"Todo parte de Fernando" , ha revelado la joven que pudo oír en alguna ocasión que "se calificaba como Dios" y le ha definido como egocentrico, egosita, inductor... "Nos trataba desde un pedestal y todavía se atreve a decir que es una conspiración."
El estaba presente con quien quería. Ofrecía droga y quien la quería la tomaba y quien no. Se que tenían entre ellos utilizaban ciertas cosas. Entraban niños de compañeros de mi hermana que tendrían diez años.
De víctimas a verdugos 
Como ya se ha revelado durante estas tres semanas, tanto Ivonne como María José formaron parte de la escuela de Kárate en su adolescencia y de ahí entraron a ser parte activa de la trama que se urdía en el gimnasio. De este modo, la entrevistada asegura que ellas "fueron primero víctimas" y que Fernando les enseñaba las fotos de María José cuando era pequeña para explicarles como había sido su ascenso en el mundo del Kárate. "Me enseñó fotos de ella cuando era pequeña y me dijo que así había llegado donde estaba", ha señalado mientras destacaba que "veía una relación de esclavitud".
Torres Baena la dejó en manos de Juan Luis
Tras varios intentos infructuosos por conseguir que la adolescente entrara en su 'juego' y viendo que prestaba más atención a Juan Luis, Torres Baena decidió dejarla en sus manos para ver si podía hacer algo con ella pero cuando se percataron de que era imposible . la hicieron la vida imposible
Veinte años de abusos
Durante la entrevista, la joven ha manifestado que " nadie ha hablado porque había miedo porque había amenazas fuertes o vergüenza." Además ha puesto de manifiesto, que las víctimas quieren olvidar lo ocurrido. "Tenemos perspectivas de futuro y no queremos que ese pasado nos persiga."