Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Begoña Villacís: "El problema de Podemos es que tiene demasiadas servidumbres"

Sigue sin haber opción de llegar a un acuerdo con Podemos. Así lo ha manifestado Begoña Villacís en 'El programa de Ana Rosa. "Nosotros con Podemos no cabemos en el mismo lugar. Ellos pretenden la ruptura de España, valoran implantar el proceso de autodeterminación, quieren salir de Europa, tienen otra vision de Europa... ", ha dicho Begoña Villacís, que cree que Podemos no puede cambiar su postura respecto a algunos temas. "El problema es que tiene demasiadas servidumbres. Sus socios no van a consentir que no lleve adelante los compromisos que tenía respecto al proceso de autodeterminación."

Ciudadanos no formará parte de un pacto que incluya a Podemos. "Con Podemos no cabemos en el mismo lugar", ha dicho Begoña Villacís en 'El programa de Ana Rosa'. "Ellos pretenden la ruptura de España, valoran implantar el proceso de autodeterminación, quieren salir de Europa, tienen otra vision de Europa... Podemos coincidir en procesos de regeneración necesarias pero...", ha dicho la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid.
En su intervención en 'AR', Villacís ha asegurado que Podemos no puede renunciar a algunos de sus compromisos. "¿Cree que sus socios, con los que se han presentado, le van a consentir que no lleve adelante los compromisos que tenía respecto al proceso de autodeterminación? El problema es que tiene demasiadas servidumbres. Ha concurrido con formaciones que tienen un posicionamiento contrario a Ciudadanos. Son cosas que no son negociables y que no pueden estar sobre el tapete."
Sobre el Ayuntamiento de Madrid: "Están teniendo un comportamiento caótico, más propio de activistas"
Respecto a la situación del Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís se ha mostrado muy crítica. "No son un partido, son una plataforma. Cada uno viene de un lado y cuando se pide voto nominal votan de forma distinta, no tienen disciplina de grupo, ni disciplina en determinados contenidos. Eso debe ser bastante complicado. Si uno tiene que gobernar el Ayuntamiento de Madrid lo mínimo es tener un grupo compacto, organizado y remando todos en la misma dirección."
La Concejalía de Cultura se ha convertido en el principal motivo de crítica. "No han cometido aciertos", ha dicho Begoña Villacís, que ha tachado de vieja política lo ocurrido con el contrato con la Complutense para asesorar al Ayuntamiento en la ley de memoria histórica. "No estamos hablando de una placa, los Reyes Magos, los titiriteros... Estamos hablando de un contrato por valor de 17.999 euros, prácticas de la vieja política para no someterse a los 18.000 euros que sería un contrato de obra mayor. Luego se le piden explicaciones y nos dicen que no hay contrato. Están teniendo un comportamiento caótico más propio de activistas y de organización de prácticas culturales como activistas que como AYuntamiento de Madrid. Tienen que dar el salto de la calle a las instituciones y es vital que lo hagan pronto. Si no saben, lo más práctico es que dimitan."
Por último, Begoña Villacís ha hecho una petición al Ayuntamiento. "Les pido que se sujeten a las medidas de control que tenemos en el Ayuntamiento de Madrid", ha dicho Villacís, que ha insitido en la gravedad de lo ocurrido con la Complutense. "Se les ha pagado porque hay un apunte contable. El proceso es irregular. Lo primero es hacer el contrato, firmarlos, hacer el apunte contable y luego se presta servicio. En este caso ha ocurrido todo a la inversa. No tenemos muy claro si ha sido pagado. No venimos a hacer nueva política conlas prácticas de la vieja política. Pedimos información y no nos la han facilitado. Queremos que muestren las cartas realmente, están siendo muy oscuros y un proceso tan serio como este se tiene que conducir de forma seria y procurando no dividir la sociedad. Hay suficientes problemas como para discutir por cosas que pasaron hace 80 años."