Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García - Page: "No va a haber sorpasso, es más, la corriente de fondo es la contraria"

A un mes para las elecciones del 26J, Emiliano García - Page, el presidente de Castilla la Mancha ha analizado la situación política de nuestro país y el futuro del PSOE. "o que está pasando es que al bipartidismo clásico le quiere sustituir otro bipardidismo. Ciudadanos quiere sustituir al PP y Podemos al PSOE, por la noche es lo que sueñan", ha dicho Martín - Page, que no cree que se produzca el sorpasso de Podemos al PSOE. "Creo que no va a haber sorpasso, es más, la corriente de fondo es la contraria. Se trata de ganar al PP y ser el partido más votado". 

El bipardismo va a volver, pero de otro modo. Así lo cree Emiliano García - Page, que ha analizado la actualidad política en nuestro programa. "La crisis ha traído como consecuencia un cambio importante en la representación política pero pienso que vamos a volver a un equilibrio binario, el que se da en casi todos los ámbitos de la vida. Casi todos nos organizamos en dos bloques, independientemente de que cada bloque tenga más de un representante. Lo que está pasando es que al bipartidismo clásico le quiere sustituir otro bipardidismo. Ciudadanos quiere sustituir al PP y Podemos al PSOE, por la noche es lo que sueñan". 
Al margen de la diferenciación de bloques, García - Page cree que de cara a las elecciones todos los partidos deben dejar claro quiénes son y cuáles son sus propuestas. "Es positivo que cada partido cuando va a las elecciones se retrate, retrate cuál es su código deontológico, tiene que haber una clara identificación del ciudadanos. Creo que forma parte del sistema democrático la claridad a la hora de comprometer para luego poder exigir el cumplimiento de ese compromiso". Además, es imprescindible el pacto. "Tenemos que diferenciarnos en el eje izquierda y derecha y tenemos que tener vocación de dialogar, entender e intentar pactar", ha dicho García - Page, que considera fundamental el acuerdo de todos en determinados temas. "En España tendríamos que tener la costumbre de que en determinados asuntos, los que requieren alto consenso, podrían precisar de mayorías cualificadas, hay leyes que deberían aprobase solo si hay un alto consenso y otras que se tendrían que aprobar con mayoría absoluta para que no se colapsen los servicios públicos". 
El sorpasso de Unidos Podemos al PSOE
Aunque la última encuesta de Metroscopia confirma el sorpaso de la coalición Podemos - IU al PSOE, Emiliano García - Page cree que no se producirá. "Creo que no va a haber sorpasso, es más, la corriente de fondo es la contraria. Hace un año conseguimos el poder en Castilla la Mancha cuatro años después de que lo consiguiera el PP. Cómo sería la situación para que PP y PSOE estuvieramos casi empatados y además surgiera Podemos. En todos los sitios donde el PSOE hace un año obtuvo el poder, en todos los sitios revalidábamos la posición o la aumentábamos. No hay una corriente de rechazo", ha dicho García - Page, que ha recordado, que, pese a todo, lo importante no es este sorpasso sino superar al PP. "El panorama a nivel nacional es más complicado y para el PSOE pasar a tercera posición sería muy grave. Pero me parece que el debate no debe ser solo eso porque si quedamos por encima de Podemos pero lejos del PP también sería un mal resultado. Se trata de ganar al PP y ser el partido más votado. Aspiramos a esa cantidad de gente que ha tenido corazón socialista y que a veces se enfada con el PSOE pero que tiene que entender que en este momento el único cambio real es el que representa el PSOE".
Los pactos
Era un pacto bien intencionado pero no efectivo. Así ve García - Page el pacto con Ciudadanos. "Era un pacto que cojeaba porque un pacto que no suma una mayoría absoluta te lleva a un ejercicio pedagógico de intención. Era un pacto bienintencionado. La intención y la voluntad con la que se hace importa pero no llevaba a la mayoría y consecuencia  de que Pedro Sánchez tuvo el coraje de presentarse a la investidura, cosa que no hizo Rajoy. De no haber tenido ese ritmo y ese calendario las negociaciones hubieran ido de otra manera", ha dicho García - Page, que entiende que los ciudadanos busquen nuevas opciones. "Desde la crisis se van acentuando las tensiones sociales, la gente tiende a polarizarse y tiende a buscar colores más chillones, más vivos. Los tonos pastel y el concepto de acuerdo no está tan aplaudido pero eso no quiere decir que no tengamos que seguir intentándolo", ha dicho el presidente de Castilla la Mancha, que ha recordado el importante papel que ha jugado su partido en nuestro país. "El PSOE tiene que ser fiel a sí mismo, representamos el papel socialdemócrata moderado transformados de la sociedad española, representamos el cambio pacífico, sereno, sensato, el realista. Estamos dispuestos a entendernos con otras fuezas a nuestra izquierda. Representamos nuestro papel y lo mejor que ha pasado en España en modernización, en avance de servicios públicos, libertades, de derechos... Hemos cometido errores, los mismos que habrían cometido Podemos o Ciudadanos de haber estado gobernando. La ventaja de empezar es que no se ha metido la pata ni la mano porque no se ha hecho nada pero eso no te tiene que dar credibilidad a futuro de lo que vas a hacer". 
Podemos es una tercera refundación de lo que empezó siendo el Partido Comunista
Respecto a Pablo Iglesias y Podemos, Emiliano García - Page se ha mostrado contundente. "Pablo Iglesias intentó ser candidato por IU pero no le dejaron y desde entonces hay una lucha latente entre IU y un movimiento distinto y que desborda a IU. Podemos es una tercera refundación de lo que empezó siendo el Partido Comunista, luego IU y ahora otro modelo que ha jugado en un espacio y un tiempo diferente que le ha permitido abarcar un universo electoral mayor", ha dicho García - Page. "Estamos hablando de la izquierda a la izquierda del PSOE que representa el viejo anhelo de superar al PSOE. No tanto en las políticas de fondo sino en retórica y estética. El PSOE tiene que sentirse orgulloso de su pasado pero está condicionado en las formas. Podemos representa el partido que ha querido ser IU y que finalmente se va a absorber. Igual que Ciudadanos en un momento dado ha sido el guiño que le ha salido a una derecha que siempre miraba a la derecha con miedo a que le saliera un partido de extrema derecha y le ha acabado saliendo por el centro. Para el PP es la primera vez que le sale un competidor en su terreno". 
El futuro del PSOE
¿Tendrá que refundarse el PSOE si quedan terceros el 26J? Emiliano García - Page ha sido contundente. "No. Estamos vacunados contra esos problemas. El PSOE es consciente de su trayectoria histórica. Hemos pasado por vicisitudes más graves que la actual. Hemos pasado por muchos momentos muy duros, hemos llegado a perder casi todo el poder municipal y autonómico. El PSOE tiene capacidad de regenerarse. Nos pongamos las siglas que nos pongamos no vamos a cambiar de código ideológico. Otra cosa es que eso nos lleve a una reflexión profunda, que no hemos tenido desde el 20D. No nos ha dado tiempo a reflexionar porque nos hemos metido de bruces en la  urgencia de formar Gobierno. Es evidente que el PSOE tiene que adaptar su estrategia a la nueva realidad surgida después de la crisis".
Respecto a la unidad en el partido, García - Page ha sido claro. "En España no hemos terminado de superar la imagen de los partidos que venían de la dictadura. La Transición exigió grandes concentraciones de poder en las personas que lo lideraban. Si no, no hubiera sido posible tanto avance. De alguna manera la gente tiene un concepto de unidad que no es el que tenemos nosotros. En el PSOE hay unidad en lo esencial, nuestras resoluciones se aprueban prácticamente por unanimidad, no existen corrientes internos", ha dicho García - Page, que cree que es importante que haya gente en el partido que quiera tenga aspiraciones. "Ahora, que haya banquillo, que haya gente que aspira a tener mayor responsabilidad el día de mayor no es malo, es necesario", ha dicho García - Page, que ha insistido en que el partido está unido. "Hay una realidad palmaria. Sin unidad no hay votos y si  no hay votos no hay luego unidad. Cuando no se tiene un buen resultado no se puede conformar ni se puede aplaudir a sí mismo".
El futuro de Sanchéz
¿Qué pasaría si el PSOE quedara tercero el 26J? "Desconozco cuál sería su intención", ha dicho García - Page, que sí ha reconocido que las cosas deberían cambiar. "El PSOE no tenemos preparación psicológica para ser terceros. Podemos tenerla para no ganar las elecciones porque sabemos a qué jugamos. Abordaríamos una situación nueva para nosotros que abriría una situación de profundo debate interno. No sabría cómo acabaría pero desde luego las cosas no quedarían así porque el PSOE no se puede resignar a ser el postre en el Parlamento. La dimisión es algo personal pero yo no me planteo pedirlo.  Creo que habría que juntarse y reflexionar para sacar conclusiones. Ni los españoles ni los socialistas nos merecemos que la noche electoral la celebremos con un conflicto interno", ha explicado el presidente de Castilla la Mancha, que ha insistido en que el PSOE tiene que ser el protagonista del cambio. "Notamos una corriente de fondo que hace unos meses votaron con corazón socialista pero con más riñón pensando que Podemos podría llevarles más a la izquierda. El cambio solo lo puede protagonizar el PSOE". 
Respecto a si se presentaría a las primarias para dirigir el partido, García - Page lo niega. "Nadie me ha sugerido", ha dicho el presidente de Castilla la Mancha, que ha asegurado que está centrado en su comunidad. "Tengo un compromiso nítido con mi comunidad autónoma. Estos cuatro años han sido muy dolorosos para esta y me debo a mi comunidad. El trabajo que tengo por delante es de una recuperación que me va a llevar bastante años. Lo que se ha destruido es lo que hemos construido durante 12 años". 
Por último, García - Page ha insistido en la necesidad de llegar a acuerdos entre Gobierno y oposición. "Hay poca cultura de dimisión y a veces por culpa de todos nosotros. A veces la ponemos muy barata, hay que dimitir por el primer error y nadie dimite. No hemos terminado de objetivar cuáles son las circunstancias que deben llevar a la dimisión y falta mucha gente que predique con su propio ejemplo. Pero en cultura de pacto no. Hemos estado pactando, y mucho, durante cuarenta años. Me preocupa que algunos han crecido electoralmente contra el concepto de entenderse entre quien Gobierna y quien está en la oposición. Esos son los acuerdos que merecen la pena".