Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ismael será atendido en un hospital público tras la intervención de los Reyes en su caso

La historia de Ismael, un niño con cinco años con problema de crecimiento y al que la seguridad social negó el tratamiento en seis ocasiones, ha conmovido a Don Felipe y Doña Letizia. Aprovechando la visita de los monarcas a su colegio en Orense, el pequeño les entregó una carta explicando su situación y que su madre, en paro, no puede hacer frente al coste del tratamiento por la vía privada. Los Reyes han intervenido y la seguridad social se hará cargo del tratamiento que necesita Ismael, que empezará a recibirlo en las próximas semanas.

Doña Letizia y Don Felipe se han convertido en los ángeles de la guarda de Ismael. Gracias a su intervención, después de cinco años de lucha y cuando en la sanidad pública le había negado en seis ocasiones el tratamiento, Ismael será atendido en la Seguridad Social. "Hace seis meses nos dijeron que no había ninguna posibilidad, que no entraba en los percentiles y que el comité lo iba a denegar (presentaron su caso seis veces al comité y se denegó siempre). Nos decían que no entraba en los percentiles de la hormona del crecimiento", ha explicado Rocío, la madre del pequeño.
Ismael entregó una carta a Doña Letizia durante la visita a su colegio
Pese a esta negativa, Rocío nunca se dio por vencida y aprovechando la visita de los monarcas al colegio de su hijo decidió ponerse en contacto con la Casa Real. "Mandé un correo a la Casa Real para decirles que íbamos a estar en las inmediaciones del colegio y que íbamos a intentar acercanos lo más posible. Le mandé una foto mía con las dos abuelas y una del niño sin taparle la cara para que le reconocieran. El día de la visita hablamos con seguridad para acercarnos y nos dijeron que sabían del tema. Nos dijeron de ir por la parte de atrás donde había un cordón y allí hablamos con ellos", ha dicho Rocío, que ha recordado que  hay otros 16 niños en Orense en la misma situación que su hijo (uno de ellos recibirá el tratamiento por orden judicial.)
El propio Ismael quiso entregar la carta a los Reyes, que quedaron muy conmovidos con su historia y decidió intervenir para que se le facilitara la medicación al pequeño. Rocío está muy agradecida, aunque no comprende que haya sido necesario llegar a este extremo para conseguir ser atendido en la sanidad pública. "Estamos muy agradecido por haber intervenido en nuestro caso y que la seguridad social nos haya dado otra oportunidad pero no veo normal que tengas que llegar a la Casa Real y que un niño de cinco años tenga que entregar una carta para que aprueben su tratamiento", ha dicho Rocío, que tenía previsto viajar al Vaticano para que conseguir el tratamiento para su hijo. "Teníamos planeado el viaje al Vaticano para hablar con el Papa porque teníamos que conseguir que el tratamiento se le administrara por la Seguridad Social", ha dicho Rocío, que ha confirmado que el pequeño lleva tres meses recibiendo el tratamiento por vía privada gracias a la solidaridad de sus vecinos.