Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Romero, abogado de la familia Parra: "No guardan rencor"

Tras conocerse que José Ortega Cano ya ha recibido la notificación para su ingreso en prisión, Luis Romero, abogado de los Parra, ha asegurado que la familia espera poder cerrar ya esté capítulo. "Creen que es el final de una etapa y que se va a cerrar ese capítulo judicial", ha dicho el letrado, que ha insistido en que Ortega Cano no ha pedido perdón y no se ha arrepentido.

La entrada de José Ortega Cano en prisión es inminente. El diestro ya ha recibido la notificación y en los próximos 15 días hábiles deberá ingresar en la cárcel. "Ortega Cano ha sido requerido y en quince días hábiles tiene que ingresar", ha explicado Luis Romero, abogado de la familia Parra, que cree muy improbable que el indulto llegue antes de que se produzca el ingreso. "Tendría que llegar un indulto total o parcial que pudiese suspender dicho condena, lo cual no considero posible, primero porque no creo que lo concedan y segundo porque acaba de llegar a la dirección general de indultos el expediente y no daría tiempo a hacer los trámites", que ha explicado que la defensa del diestro ha solicitado el indulto para los tres delitos y que la conducción bajos los efectos del alcohol será el punto clave del recurso de amparo. "Ahí sí que sé que van a pedir la suspensión de la entrada en prisión, que concede el constitucional únicamente cuando lo admite a trámite... Creo que tiene muy pocas posibilidades de no entrar en prisión y son muy improbables las posibilidades de que se le conceda un indulto."
Ortega podría solicitar un informe forense
Desde que se ratificara la sentencia de Ortega Cano, el diestro y su abogado han presentado ante el tribunal varios escritos que han dilatado la entrada en prisión. Tras ser rechazados todos, la defensa del diestro se ha planteado solicitar un informe forense. Ante esta nueva maniobra, los abogados de la familia de Carlos Parra ha pedido al juez que no se dilate nuevamente la entrada en la cárcel. "El lunes presentamos un escrito para que esta nueva maniobra no se tuviera en cuenta y que no se paralizase el escrito de ejecución", ha dicho Luis Romero, que ha insistido que en prisión José Ortega Cano será revisado por el equipo médico. "Los primeros que lo verán los médicos y los psicólogos y si lo consideran aoportuno los especialistas externos."
"No guardan rencor"
La entrada de José Ortega Cano en prisión supondrá para la familia Parra el fin de una etapa. "No guardan rencor, lo afrontan con mucha tranquilidad y normalidad. El comportamiento es sin ánimo de rencor, sin ánimo de venganza y solo piden que se haga justicia. Creen que es el final de una etapa y que se va a cerrar ese capítulo judicial, con lo que creen que se ha hecho justicia, a pesar de todo lo que ha ocurrido", ha dicho el letrado que ha revelado que la familia temió que el caso no fuera juzgado. "Se le ha dado la vuelta a todos los razonamientos y hubo un momento en el que la familia pensaba que no iba a haber juicio", ha dicho el letrado, que ha confirmado que con la defensa de Ortega Cano ha habido incidentes desagradables, como la denuncia de que los testigos de la defensa estaban comprados.
Se ha demostrado que Ortega iba bebido
Tres años después del accidente, Ortega Cano no ha pedido perdón, según Luis Romero. "Se ha demostrado totalmente que Ortega iba bebido, no ha pedido perdón y no se ha arrepentido. En ningún momento reconoce los hechos, dice que lo siente mucho pero para mí un arrepentimiento es reconocer los hecho y pedir perdón. Eso no lo he visto. No se puede decir que no se ha demostrado que no ha bebido porque la jueza ha estimado que la tasa de alcohol es positiva", ha dicho Luis Romero, que el juez actuó con mucha rapidez y que no se rompió la cadena de custodia. "Al estar tan grave se podría haber procedido a la diligencia pero se esperó al hospital. Se hizo con fines terapeuticos. Una de las muestras se destruye y otra se guarda durante siete días pero el juez actuó rápidamente para que se conservara", ha dicho Luis Romero que ha confirmado que la familia ha recibido los 170.000 euros de indemnización y que ahora van a solicitar el pago de las costas, que ascienden a unos 35.000 euros.