Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samanta Villar, tras dar a luz a sus mellizos: "¡Debe de ser muy chulo parir solo uno!"

'9 meses con Samanta' ha llegado a su fin. La periodista ya tiene a sus dos pequeños, Damià y Violeta con ella. "Fue un shock, luego me he dado cuenta de la dimensión. Fue muy emocionante", ha dicho la peridista, que ha recordado en nuestro programa cómo afrontó el momento del parto. "Pensé que lo viviría con alivio porque vas cargada, tienes insomnio… pero también me daba pena porque se acababa el embarazo y se acababa mi vida tal y como había sido hasta entonces", ha reconocido la periodista, que ha insistido en el esfuerzo extra que supone dar a luz mellizos. "¡Debe ser muy chulo parir solo uno!"

No vivió el parto como esperaba. Tras nueve meses, Samanta Villar afrontó este momento con cierta pena. "Pensé que lo viviría con alivio porque vas cargada, tienes insomnio… pero me daba pena porque se acababa el embarazo y se acababa mi vida tal y como había sido hasta entonces", ha confesado la periodista, que nos ha desvelado que los pequeños están bien, aunque un poco constipados. "Les he pegado el trancazo."
Compartir el parto con sus compañeros fue muy emocionante
Además de con su marido, Samanta compartió el parto con dos compañeros de trabajo. "No me incomodó. Las dos personas que entran en paritorio llevan trabajando conmigo mucho tiempo y estar acompañada por ellos me parecía emocionante", ha dicho Samanta. "No me imaginaba mejor compañía, además de mi marido. Me gustó mucho compartirlo con ellos", ha relatado Samanta.
Fue un parto largo pero Samanta consiguió tener un parto natural. "Si se puede hacer un parto vaginal no se está arriesgando la vida de los bebés", ha explicado la periodista, que ha asegurado qu en todo momento estuvo muy controlado. "Se controló el corazón de los bebés y todo iba bien". Sin embargo, llegar a este momento no fue fácil. Poco antes del gran momento, la pequeña Violeta se dio la vuelta. Samanta hizo todo lo posible para conseguir que su hija se colocara y lo consiguió. "Esto era inocuo. Se trataba de probar si la música les podía estimular o si estando a gatas hacías hueco para que se pudieran girar… Habrá dicho gente que es casualidad y gente que diga no".
"La epidural es maravillosa, te permite sentir todos los músculos y te quita el dolor"
Un mes y medio después de dar a luz, Samanta recuerda con emoción el momento del parto y el momento en el que tuvo a sus hijos en brazos por primera vez. "Ahora lo vivo de otra manera viéndolo. Es alucinante. Fue un shock, luego me he dado cuenta de la dimensión. ¡Fue muy emocionante!", ha dicho la periodista, que ha insistido en el esfuerzo extra que es dar a luz a mellizos. "Es un buen rato. Son dos. ¡Debe ser muy chulo parir solo uno!" La epidural es maravillosa, te permite sentir todos los músculos, hacer el pujo y te quita el dolor.