Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Màxim Huerta, a Doña Letizia: "Tranquila, mis padres se han gritado mucho y el matrimonio ha durado, el suyo también va a durar"

Un año después de su encuentro en la Embajada española en Roma, Màxim se reencontraba con Letizia en el Palacio Real, durante una recepción a escritores a la que Màxim, premio Primavera de novela, estaba invitado. "Tenía a Letiza cerca y me acerqué. Le dije: 'Señora, ¿puedo hablar un ratito con usted? Es que todavía guardo una pequeña tensión que soy incapaz de guardar un tiempo más".

Doña Letizia se ha ganado a Màxim. Un año después de su 'encontronazo' en Roma durante una recepción, Màxim ha solucionado sus diferencias con la princesa de Asturias. Ha sido en el Palacio Real, durante una recepción a escritores a la que Màxim, que se ha alzado con el premio Primavera de novela por 'La noche soñada', estaba invitado. Muy tenso, Màxim se presentaba ante los Reyes y los Príncipes. "Llegué un poco tenso al saludo en el Palacio Real por el semiencontronazo en Roma. Cuando llegué a Letizia noté que guardábamos un pequeño encontronazo en la mirada. Me lo notó, se lo noté, no sé lo que pasó."
Superada la tensión del primer momento, Màxim disfrutó de la comida. "Fue maravilloso", ha dicho Màxim que aprovechó el café para limar asperezas con la princesa. "Llegó la hora del café y los licores. Yo dije: 'Licores no porque me suelto enseguida'. Tomé un café. Tenía a Letiza cerca y me acerqué. Le dije: "Señora, ¿puedo hablar un ratito con usted? Es que todavía guardo una pequeña tensión del cónclave en el Vaticano que soy incapaz de guardar un tiempo más."
Doña Letizia conquista a Màxim
Sorpresa. La tensión solo estaba en la cabeza de Màxim. "Me dijo: 'No me acuerdo'. Era verdad, no se acordaba. Era algo que se quedó en memoria de la historia que se contó y en la mía porque ella estuvo especialmente agradable", ha explicado Màxim, que continuó su animada charla con Doña Letizia. "Me felicitó por el premio Primavera, me ha dicho que se va a leer 'La noche soñada' y acabamos hablando de mi sobrina Elsa". La charla transcurría con cordialidad pero transcurrido unos minutos, Letizia conquistó para siempre a Màxim. "Me dijo que, por lo que le habían dicho, mucho tenía que querer a mi madre para haber escrito una novela así. En ese momento ya no tengo ningún arma para decirle nada a ella. A mí me pillan por la parte materna."
La charla continuó. "Llevé la conversación a libros de niños", ha dicho Màxim que notó que Doña Letizia está muy preocupada por la imagen que tiene en España y cree que cualquier cosa pequeña que hace se comenta demasiado y se hace demasiado grande. "Si yo le digo algo al Príncipe al final se hace algo mucho más gordo", le dijo Doña Letizia a Màxim, que intentó quitar importancia a la imagen que se proyecta de ella y a los continuos rumores que colocan su matrimonio en el ojo del huracán. "Tranquila señora, mi madre tiene 76 años, se han gritado muchas veces y el matrimonio ha durado. El suyo también va a durar, Princesa", le dijo Màxim a Doña Letizia.