Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“No he tenido ninguna estrategia”

Con las fotos de sus dos master en el bolsillo Carlos Hoya se sentó en el plató de ‘El programa de Ana Rosa’ para intentar aclarar que él no tiene nada que ver con un chico chulo y prepotente. “Quien me conoce se da cuenta”.
 
 
El santoñés con el paso de los días ha aceptado el veredicto del público e incluso ha llegado a admitir: "Ha sido un regalo". Y es que, parece que la suerte no ha dejado de sonreírle desde que ha salido de la casa. No sólo ha contado con el cariño de su familia y de la gente de su ciudad sino, que además su paso por 'Gran Hermano' le ha beneficiado en su faceta profesional y cuenta con grandes planes de futuro. "Me han llamado clientes y me ha dicho que sí antes les gustaba como consultor ahora, se irían a tomar una copas conmigo".
 
 
Su atractivo personal y su presencia varonil le han llevado a tener una fama amorosa, que según nos ha contado el cantabro parece no ajustarse con la realidad. Por lo que tendremos que esperar un poquito más para corroborar si las chicas Playboy son o no una constante en su vida.
 
Respecto a su relación con Iván, ya anunció antes de abandonar la casa que no iba a realizar ningún comentario y dicho y hecho, Carlos no sembró más polémica en una guerra que parece no tener solución.
A pesar, de su profesión Carlos asegura que no ha tenido ninguna estrategia en la casa y que se ha dejado llevar por sus sentimientos. Una forma de actuar que le a hecho olvidarse de lo que le decía su cabeza y dejarse llevar por su corazón. Un corazón que le llevó a no ver el cuerpazo de Gisela y centrar todos sus sentidos en Loli, quien como si fuera una broma del destino le dio calabazas desde un primer momento. Un triángulo amoroso en el que no parece haber salido beneficiado nadie ya que, Carlos ha sido expulsado, Gisela no ha ganado para disgustos y Loli no atraviesa su mejor momento.