Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El calvario de los menores inmigrantes que viven en Melilla

Encontrar a niños inentando cruzar la frontera en los bajos de un camión es algo habitual para los policías de esta zona. Son muchos los que lo intenta cada día para intentar llegar a España y alcanzar su sueño. Una vez en Melilla, su vida se convierte en un calvario. Sobreviven gracias a lo que encuentran en la basura y pidiendo, sufren agresiones ,abusos sexuales. Los jóvenes se vuelven violentos y es habitual verlos borracho y esnifando pegamento.