Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo actuaba Juan Vidal, el policía local de Mallorca detenido por coacciones?

¿Quién era Vidal? ¿Qué papel jugaba en la trama de corrupción de Palma? Según han revelado dos testigos, el señor Vidal facilitaba información a las bandas para que pudieran delinquir. "Les avisaba en qué lugares iba a haber una especial presencia policial para que cometieran los ilícitos penales en otra zona. Además informaba e identificaba de las patrullas vestían de paisano, intermediaba a la hora de quitarles denuncias y les advertía sobre las órdenes de busca y captura", dicen los testigos, sobre este agente de la policía local de Palma. "Ejercía a modo de jefe. Le pagaban con ropa de marca, bebidas alcohólicas, cocaína, fiestas, un porcentaje del dinero que los rumanos robaban de las carteras y disfrutaba de sexo gratis en los prostíbulos de la zona. Hacía también vigilancia en clubes de alterne. Se colaba directamente en la puerta y vestido de negro era el encargado de cobrar el dinero para calcular así que parte se quedaba para él.  Se llevaba a los camellos al lavabo y les enseñaba la placa y la pistola. Luego les quitaba la droga y el dinero que habían obtenido.  Atemorizaba a las chicas rumanas recién llegadas a España para someterlas y que ejercieran la prostitución en locales de alterne", dicen los testigos. "Los compañeros de Vidal exigían a los empresarios dinero amenazándoles que si no pagaban les harían la vida imposible".