Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven exige 150.000 euros al Ayuntamiento

Un joven de Villavieja de Yeltes, en Salamanca, exige al Ayuntamiento 150.000 euros. Un toro le pilló en la corrida del pueblo, él asegura que no había nada que indicará que se estaba celebrando el encierro. Sin embargo, el Ayuntamiento replica que las vallas estaban instaladas y las campanas de la Iglesia repicaban avisando de la celebración.
Un ciudadano de Villavieja de Yeltes, en Salamanca, está muy indignado, hasta tal punto que ha decidido denunciar al Ayuntamiento. Durante las fiestas patronales, mientras se celebraba el encierro, fue embestido por un toro. El ciudadano alega que no sabía que había un encierro, no había carteles ni nada que lo indicará; asegura que cruzaba la calle para dirigirse a casa de un amigo. De hecho, en las imágenes se puede observar como el ciudadano estaba totalmente despistado.
Por su parte, el Ayuntamiento sentencia que la culpa es del joven porque las campanas de la Iglesia repicaban cuando comienza el encierro, había vallas y estaba todo correctamente indicado. El ciudadano exige 150.000 euros de indemnización.
Los vecinos le socorrieron en cuanto se percataron de lo ocurrido, pero a pesar de eso, el joven  ha tenido que pasar por el quirófano, cuatro meses de rehabilitación y su correspondiente baja en el trabajo. El resto de vecinos del pueblo da la parte al Ayuntamiento. Aseguran que todo el mundo sabía que había un encierro.