Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los locales de la familia Galán reabren sus puertas

Los Galán reabren sus localesTELECINCO.ES
Mes y medio después de que Rocío Galán y parte de su familia fueran detenidos y tras la salida de la cárcel de todos los imputados, los locales de la familia Galán vuelven a abrir sus puertas y vuelve a ejercerse la prostitución dentro de ellos, tal y como ha desvelado 'El programa de Ana Rosa' en exclusiva.
La familia Galán vuelve a la palestra con la segunda fase de la Operación Toscana, que, tal y como ha revelado hoy mismo Nacho Abad en exclusiva, acaba de comenzar. Según ha revelado el periodista, gracias al material intervenido en la primera fase se han obtenido nuevas pruebas y nueva documentación que han desembocado en nuevas detenciones por parte de la Guardia Civil.
Los locales de la familia Galán reabren sus puertas
Coincidiendo con esta segunda fase, 'El programa de Ana Rosa' ha desvelado que los locales de la familia Galán han sido desprecintados y han empezado a funcionar con total normalidad y podrían estar contraviniendo el dictamen del juez en el que se especifica que dentro de los hoteles no se puede ejercer la prostitución, arropándose en cualquier resquicio legal.
Según la investigación llevada a cabo por el programa, dos de los locales de la familia empezaron a funcionar el pasado viernes y han podido confirmar que las chicas han vuelto al trabajo y han recuperado su clientela habitual .
Las chicas, contentas con la vuelta al trabajo
Según han revelado los propios clientes, las chicas son las mismas que trabajaban en los negocios de su familia Galán antes de su cierre y están muy satisfechas de volver a trabajar.  
La familia Galán huye de los medios
Por otro lado, los Galán tratan de mantenerse al margen de la polémica y evitan cualquier contacto con los medios ya que están preocupados, tal y como ha confirmado el reportero apostado en uno de los locales, que ha asegurado que al verles allí han dado marcha atrás y no han querido dar la cara.