Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una lucha entre dos continentes

María José Carrascosa en la cárcel de Nueva Jerseytelecinco.es
Toda una vida luchando por su hija. La abogada María José Carrascosa se casó con Peter, un americano que conoció por Internet. A los pocos meses de la boda se marcharon a vivir a EEUU y lo que al principio parecía una bonita historia de amor se convirtió en una terrible pesadilla. Maltratos, vejaciones y amenazas. Todo empeoró cuando la abogada se llevó a su hija Victoria a España. Un tribunal de Valencia le dio la custodia a la madre; en norteamérica al padre. Además, consideran que María José secuestró a la niña. La abogada está en una cárcel de Nueva Jersey hasta que entreguen a la pequeña. El próximo junio la justicia estadounidense y española abordarán en La Haya su caso. ¿Terminará la pesadilla?
Dan todo por ellos. Sus pequeños, sus niños, sus hijos. Les da igual si para ello tienen que recorrer medio mundo, ir a la cárcel o, incluso, la muerte. Ellos son lo primero. Historias para no dormir de padres y madres presos de una terrible situación. Juntos o separados, todos luchan para poner fin a la pesadilla. María José Carrascosa lo sabe de primera mano. Se enfrenta entre 40 y 70 años de cárcel por su hija. Cualquier cosa antes de que caiga en manos de su padre.
Primera mentira
Un mal día María José, abogada, conoció a un tal Peter Innes por Internet. Al poco tiempo se casó con él en España y meses después decidieron marcharse a Estados Unidos para iniciar una vida juntos. Los engaños llegaron pronto. María José estaba preocupada porque su recién marido no traía un sueldo a casa. Al final se dio cuenta que era becario en una empresa. Él le había dicho que era el  socio fundador de la misma. Primera traición.
Comienzan los malos tratos
Muy pronto comenzaron los malos tratos. Peleas, gritos... En definitiva, el infierno. Además, María José se quedó embarazadaVictoria  nació en abril del 2000. La abogada pidió la residencia en EEUU, ya trabajaba, tenía una hija y vivía allí, pero Peter la convenció para que cancelara esa tramitación y la solicitará por ser esposa de un estadounidense. De esta forma, quedaba a merced de su marido si se separaban, ya que en caso de separación podría ser deportada, perder la custodia de su hija  y todas las propiedades. La abogada  estaba cegada y en las manos de un maltratador.
Denuncias
En el 2001, el servicio de inmigración de Nueva York le concedió a María José el estado de mujer maltratada; sin embargo, continuó viviendo con Peter hasta el 2004. En ese año se marchó a España para pasar las navidades con su familia contraviniendo la orden judicial de avisar a su marido de cualquier viaje de Victoria fuera de EEUU. La Justicia norteamericana lo consideró un secuestro.
Un tribunal valenciano dio a María José la custodia de su hija pero el juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), no reconoció las sentencias españolas, concedió la custodia de la menor al padre y ordenó a la madre regresar a EEUU para entregar a su hija. La abogada se presentó en agosto de 2006 en EEUU para asistir a la vista judicial y le dijeron que debía entregar a la pequeña antes del 31 de agosto si no quería ser encarcelada por secuestro. En noviembre de ese mismo año entró en prisión.
Su futuro
La familia de la abogada no se rinde y luchan por su excarcelación. Las justicias española y estadounidense abordarán en La Haya el caso de la valenciana María José Carrascosa. La joven está acusada de haber secuestrado a su hija y de desacato a una orden judicial que la obliga a llevar a la menor a Estados Unidos. La pesadilla podría terminarse.