Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis matrimonial de Belén Esteban se debe a la falta de "ambición" de Fran

La revista 'Lecturas' asegura que la crisis matrimonial de Belén Esteban ya está en su terminal: en la serparación. Sin embargo, en 'El programa de Ana Rosa' han matizado esta información y Miguel Ángel Nicolás ha asegurado, que aunque son ciertos los motivos de la riña que dicen en Lecturas, la de San Blas está intentando solucionarlo.
La crisis matrimonial de Belén Esteban no ha tardado en reflejase en el papel cuché. La revista 'Lecturas' asegura que la colaboradora de 'El programa de Ana Rosa' está a punto de separarse definitivamente y da los motivos que Esteban no ha querido nunca contar en plató.
Según la publicación, el verdadero motivo por el que su marido se ha ido de casa es que "Belén está harta de tirar del carro y de que Fran no quiera prosperar". El casi recién estrenado marido de la colaboradora con menos pelos en la lengua trabaja en un bar de sus padres como camarero y sólo cobra mil euros al mes, de acuerdo con las fuentes de 'Lecturas'. Y belén no puede con esta situación.
"Ella no entiende por qué su marido no se planta y exige a la familia llevar uno de los bares en lugar de seguir de camarero", continúa la revista.
Por su parte, Miguel Ángel Nicolás ha matizado la información de 'Lecturas'. Ha destacado que ellos no dan todos los detalles por respeto a su compañera y ha aseverado: "Según Belén no se separan definitivamente. Que la crisis es muy grave, es cierto. Que los motivos que apunta 'Lecturas" son esos, sí". Pero, por el momento, parece que quieren darse una nueva oportunidad, charlarlo con calma y hacer que su matrimonio funcione.
La noticia de la crisis matrimonial de Belén Esteban saltó la semana pasada, cuando Miguel Ángel Nicolás y Luis Rollán dieron la exclusiva en directo. En aquel momento, Belén no quiso hablar sobre ello pero los siguientes días no pudo evitar las consabidas preguntas, provocando incluso una explosión y lágrimas ante el acoso mediático.