Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo caso de violencia de género en Pontevedra

A las 22:45 horas de la noche un hombre se ha presentado en el cuartel de la Guardia Civil de Cambre y les ha dicho: “He matado a mi ex novia, la llevo en el coche”. Un nuevo caso de violencia de género que ‘El programa de Ana Rosa’ ha conocido en exclusiva.
 
 
Según fuentes judiciales el hombre responde al nombre de Juan Manuel y la fallecida es una mujer brasileña que se llama Fabiola. En su declaración el presunto homicida a declarado que tiene una ex mujer en Galicia con la convive y con la que tiene dos hijos pero, que un viaje a Brasil conoció a una brasileña de la que se enamora y se la trae a Oporto, que es el lugar en el que el vive durante la semana. Lo que apunta que Juan Manuel mantiene una doble vida, una relación entre semana con su novia brasileña y una relación de fin de semana con su ex mujer en Galicia.
 
Asegura que la relación va normal pero, que surgen una serie de problemas económicos y la brasileña se queda embarazada y tiene una hija pero, después le dice que quiere tener más hijos y él dice que no, que se hace una vasectomía.
 
Esto conlleva diversas discusiones de pareja que se alargan durante meses y al final ella le dice que se separa y comienza a decirle que tiene un nuevo novio e incluso, su hija le llega a decir que tiene un nuevo papá en Portugal. Esto ha sido recientemente, cuando ha tenido unos días a su niña en Galicia.
 
Muy enfadado cruza insultos por teléfono con ella y va a buscarla a Portugal. Pero, antes de salir de casa se mete dos cuchillos en la cazadora porque ya va con la idea de matarla. Cuando llega a casa de su novia brasileña le dice que la va a llevar a recoger a su hija a Galicia. Ambos se suben en el coche y llegan hasta el área de descanso de Arrialiña en Pontevedra. Siguen discutiendo y se bajan los dos del coche. En ese momento, él saca un cuchillo y comienza a apuñalarla por la espalda mientras que ella dice: "¿Qué me estás haciendo?, ¿Qué me estás haciendo?, ¿Por qué me apuñalas? Me estás matando".
 
La mata, la arrastra dentro del coche y la lleva al cuartel de la Guardia Civil dónde confiesa el crimen.
 
La impotencia de ver a una de sus dos mujeres con otro hombre y los problemas para poder ver a su hija con naturalidad fueron los motivos que han llevado a Juan Manuel a asesinar brutalmente a su novia.