Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres nuevos casos de abusos a menores

"Tocarme, mirarme los pechos, las zonas genitales...Tenía una obsesión con practicar el sexo oral conmigo". Así describe una joven de Salamanca los abusos sexuales a los que le sometió su abuelo desde que tenía diez años. Hace cuatro, la joven grabó la última agresión en su móvil para poder denunciar la situación porque pensó que nadie le iba a creer, pudiendo proteger así a su hermana y a sus primas de las intenciones del abuelo en común. . "Lo único que quiero es que ellas puedan tener una infancia normal", asegura A.M.B.
Por su parte, C.M.I, de 82 años, se defiende de las acusaciones alegando que su nieta es "una ladrona y una prostituta" y que todo es una venganza porque era la madre era la que le mandaba a la nieta desnuda a su cuarto para que la provocara. El proceso judicial está en marcha y ha quedado visto para sentencia.
En Alcira un padre indignado denuncia la puesta en libertad de José Emilio S.V., un hombre de 50 años de edad acusado de haber abusado sexualmente de al menos tres niños, entre ellos uno de sus hijos, durante un período de un año aproximadamente. El titular del Juzgado número 2 de la localidad le ha dado la libertad provisional porque entiende que no existe riesgo de fuga.
José Emilio entró en contacto con los menores presentándose como un voluntario de la Cruz Roja . Fue denunciado y sometido a una orden de alojamiento. Ahora las familias afectadas no entienden la decisión del juez y piden que se haga justicia. Piden también que se haga pública la imagen del agresor porque creen que aún podrían conocerse nuevos abusos.
Y de nuevo un caso de violencia machista en el que también hay menores afectados. Ayer un hombre atropelló ayer a su mujer, de 35 años, y su hijo, un bebé de tan sólo siete meses, en un camino cercano a La Rinconada , municipio sevillano donde se encuentra la residencia de la familia. El presunto agresor tenía una orden de alojamiento pero continuaba viviendo con su mujer en la misma casa. Juntos tienen otros cuatro hijos.
La mujer se encuentra en estado grave pero está estable. El niño está fuera de peligro, a pesar de las fuertes embestidas que se deducen por el mal estado del coche con el que se llevó a acabo la agresión. El acusado fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa por agentes de la Guardia Civil, que tratará de esclarecer las circunstancias que rodean al incidente.