Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me voy a ocupar de una manera especial de la Ley de Dependencia"

Trinidad Jiménez ocupa desde hace dos semanas la cartera del Ministerio de Sanidad. Histórica en las filas del socialismo, deberá afrontar ahora retos como la Ley de Dependencia o la polémica modificación de la Ley del Aborto, que también realiza con el Ministerio de Igualdad.
Prácticamente no hay espacio de tiempo entre que un político recibe la noticia de que va a ser ministro y la nueva salta a los medios. En el caso de Trinidad Jiménez, histórica militante del PSOE y ex candidata a la alcaldía de Madrid, recibió una llamada de Zapatero el día antes de que inundase los titulares.
"Estuvimos hablando de muchos temas, de la reunión con Obama, cómo habían conectado... Después me dijo, '¿estás mañana por Madrid? Quédate pendiente con el teléfono abierto'. Bueno, ¿por qué?, le pregunté yo, a lo que me respondió: 'Quédate mañana porque vas a ser ministra'", relató en una entrevista en el plató de 'El programa de Ana Rosa'.
La cartera de Sanidad también fue una sorpresa, ya que ella destaca especialmente por su dedicación a las relaciones internacionales. Sin embargo, asegura que "la inmersión ha sido total" desde el primer día y ya tiene muy claros los retos a los que se enfrenta.
En el punto de mira está la Ley de Dependencia, aprobada hace dos años. Su "desarrollo", estima Jiménez, "me va a ocupar de una manera especial".
Una Sanidad social
"Hay que recordar que hace dos años no existía este derecho y sólo existían prestaciones de carácter social", argumentó la nueva ministra, que también quiso dar cuenta de los logros. "Con la Ley de la Dependencia queremos crear un derecho, como el de sanidad, el de educación... y esto requiere un tiempo", aseguró.
Lo que está claro es que los temas de carácter social han ganado peso en este Ministerio y, por eso, afirmó: "Me voy a ocupar por igual de la política sanitaria y de la política social". Ese es el legado que quiere dejar con su paso por este cargo. Y, siempre con un objetivo muy claro: "El Estado debe garantizar la igualdad y equidad en la prestación de servicios en todas las comunidades autónomas por igual".
En la reforma Ley del Aborto, que no para de provocar reacciones y contrarréplicas, el Ministerio de Sanidad también juega su papel. "El liderazgo lo tiene el Ministerio de Igualdad. Nosotros trabajamos en el ámbito de los profesionales que debería ejercer esta práctica y, por otro lado, la prevención de los embarazos y el derecho a la educación y salud sexual".
"Innovación y calidad"
Los avances científicos y su uso en la medicina son también parte central de su labor. Y, actualmente, según adelantó, se está estudiando, por ejemplo, "la selección de embriones sanos en parejas que puedan estar afectadas por un cáncer hereditario".
Tenemos que avanzar "en la prevención y en el uso de la tecnología para curar enfermedades hasta ahora incurables".