Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres creen que hubo sodomía

El viernes por la noche, dos adolescentes llamaron al telefonillo de María Dolores, una niña de catorce años, que ya estaba metida en la cama, para que bajara al portal de su casa. La niña se puso las zapatillas y una bata y bajó al portal. Pocos minutos después la niña fue degollada y golpeada brutalmente hasta dejarle irreconocible.
 
 
Los dos jóvenes, que iban al instituto con la víctima fueron detenidos pocas horas después y uno de ellos ha reconocido los hechos, mientras que él otro asegura no haber participado en este terrible suceso. Ambos han sido ingresados en un centro de menores. La policía está investigando los ordenadores de los adolescentes ya que todo apunta a que minutos antes de los hechos, podían haber estado chateando con la víctima.
 
 
El pueblo de Ripollet en Barcelona tiene prevista una concentración de repulsa a lo sucedido en la plaza de la localidad muy cerca del Ayuntamiento.
 
 
 
En el barrio de la joven, se comenta que uno de los chicos estaba enamorado de ella y que no era correspondido, una información que de confirmarse podría dar fuerza a la hipótesis del crimen pasional. Aunque, la policía todavía no ha confirmado la agresión sexual, los padres de la víctima están convencidos de que llegó a haber sodomía.
Nuevos datos
Tras la manifestación del barrio de Ripollet, en repulsa por el brutal asesinato de María Dolores, 'El programa de Ana Rosa' ha podido hablar con algunos compañeros de clase de María Dolores quienes aseguran que la niña estaba enamorada de uno de los dos chicos que se encuentran detenidos por su asesinato. Sin embargo, las opiniones de los vecinos y amigos de la víctima resultan en ocasiones contradictorias, ya que todo el mundo consideraba a estos chicos unos jóvenes muy normales y que uno de ellos era él que estaba encaprichado con Mª Dolores y no al contrario.
 
El programa sí que ha podido contrastar la información que demuestra que no ha indicios aparentes de violación en el cuerpo de la víctima y que los dos menores detenidos han variado su declaración. En un primer momento, ambos confesaron su implicación en los hechos sin embargo, horas después cuando ya se encontraban en la fiscalía de menores, sólo uno de ellos mantuvo su implicación.
 
Uno de los menores inculpó a una tercera persona, un chico gitano llamado Abel, que en ocasiones salía con ellos. Sin embargo, este chico no sabía que en la habitación de al lado, su compañero estaba contando lo que supuestamente sucedió. El chico asegura que la pareja se metió detrás de un camino y unos minutos después Mª Dolores salió corriendo y que el otro chico salió detrás de ella y comenzó a agredirla, él intentó detenerle pero el primer chico le amenazó con hacerle lo mismo a él. Entonces, fue cuando la degolló y la golpeó brutalmente con un palo.
 
El padre de la víctima está muy molesto con las informaciones que se están dando ya que reconoce que son una familia humilde pero, que han hecho todo lo posible para que Mª Dolores tuviera una vida normal y fuera una buena estudiante.