Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Él pensaba que era amor pero era una maldad"

Una reportera de 'El programa de Ana Rosa' ha viajado a Colombia para hablar con Alba Álvarez, la mujer de 25 años que desde los 7 recibió abusos constantes de su padre, tuvo catorce embarazos y ocho hijos.
"Me maltrataba, me pegaba, me humillaba, me insultaba...y después, como si nada, me hacía el amor". Así describió Alba Álvarez a una periodista de AR la tortura que sufrió durante años. Desde que tenía siete, esta mujer colombiana sufrió abusos de su propio padre, tuvo catorce embarazos y ocho hijos. "Él pensaba que era amor, pero esto no es amor, es una maldad, ultraje, angustia, cochino, miserable..." Le faltan los adjetivos para definir su tragedia.
Al principio no se dió cuenta de que aquello no tenía ni pies ni cabeza. "Empezó a manosearme, a tocarme, besarme... pensé que era algo normal de un padre a una hija cuando la hija no tiene a la mamá que la mime", relató. Pero la realidad se le hizo evidente con cada embarazo, el primero cuando no tenía más de trece años.
Lo más llamativo es que la gente de su entorno excusa al violador. Su propio hermano no tenía problemas en decir a la cámara:"Cometió un error pero que no lo encochinen como lo están encochinando". Y, al ser preguntado por si no le parecían raros los continuos embarazos de su hermano, declaró: "¿Yo a qué me voy a meter en la vida de mi padre?".
Alba soportó durante años estos abusos, sin embargo, cuando su padre intentó hacer lo mismo con sus hijas, decidió que era el momento de actuar y se fugó.
Por su parte, el hombre, al que llaman monstruo de Mariquita, diciendo que Alba era su hijastra. se excusa