Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Si me pillan, no pasa nada"

Así de rotunda se mostraba Belén Esteban días antes de comenzar su luna de miel. Una palabras que mencionaba en referencia a posible grabaciones y fotografías tomadas durante su viaje de novios con Fran. Finalmente ha ocurrido y la polémica no se ha hecho esperar. ¿Cuál ha sido la verdadera reacción de Belén?
'La Esteban' lo había dejado bien claro: no pensaba ofrecer ninguna exclusiva por las fotos de su luna de miel. Por ello, había escogido un pequeño hotel de República Dominica caracterizado por su discreción. Sin embargo, de poco le ha servido. Unos fotógrafos consiguieron captarla en pleno baño marino junto a su esposo Fran. Y cuando los dueños del hotel de enteraron de los sucedido, se armó un buen revuelo.
De hecho fueron ellos mismos los que alertaron a Belén Esteban y llamaron a la policía. Tras pasar seis horas retenidos en comisaría, los fotógrafos salieron del país. Pero antes, fueron obligados a firmar un documento en el que aseguraban que las fotos no serían publicadas. Sin embargo, estas ya habían sido enviadas al medio en cuestión y el proceso de edición ya se había iniciado.
 
Aunque Belén Esteban insiste es que quiere olvidarse de todo, y que ya aclarara las cosas cuando llegue a España, los fotógrafos parece que no van a conformarse con una disculpa. Consideran que el documento que tuvieron que firmar para salir de República Dominicana fue incitado por Belén. Que ella estuvo, de alguna forma, detrás de su retención en comisaría, no sólo el hotel. De hecho, aseguran tener en su poder una grabación en la que se ve a los recién casados jactándose de su detención.
 
Hay que decir, no obstante, que Belén y Fran aparecen muy favorecidos en las dos fotografías captadas por los 'paparazzis'. Ella con un bañador rojo muy sexy y él, a juego y visiblemente enamorado.