Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía investiga el móvil sexual en el crimen de l'Alfás del Pi

Amigos de Rocío, la víctima, y Ramón, el asesino confeso, aseguran que los hermanos mantenían una relación, que él estaba obessionado con ella e incluso se hizo un tatuaje con el nombre de ella.
La policía investiga un posible móvil sexual en el crimen de una chica de 17 años mientras dormía en su casa de l'Alfás del Pi. Después de que su hermano confesase la autoría del asesinato, se estudian las posibles causas que lo impulsaron y, según han revelado en 'El programa de Ana Rosa', la hipótesis más fuerte es la sexual.
Supuestamente ambos hermanos mantenían una relación, acomo han asegurado varios amigos, y eso no les impedía tener sus respectivas parejas. Ramón (el asesino confeso) se hizo un enorme tatuaje en su brazo con el nombre de su hermana y afirman que estaba obsesionado con ella.
Según desveló la periodista Noelia Chisvert, desplazada hasta la localidad alicantina, el desencadenante podría haber sido una discusión de los hermanos después de que la menor se entrometiese en el noviazgo de su hermano mayor provocando que la npvia de éste rompiese la relación.
También apuntan a que el joven intentó procurarse una coartada e intento que el novio de su hermana pequeña le acompañase a buscar un trabajo, algo a lo que el chico se negó.
Rocío G. M., de 17 años, apareció muerta el pasado 4 de abril en su domicilio de l'Alfás del Pi con dos disparos causados presuntamente por la escopeta que la familia guardaba en la casa. Desde el primer momento todo fue muy confuso y se apuntó a que el asesino tenía que ser una persona cercana a la víctima, ya que ni había sido forzada la cerradura y el arma había sido una que se guardaba desarmada en la casa.