Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El príncipe Felipe cumple 41 años

El príncipe Felipe pasará el día de su cumpleaños en la región murciana de Yecla, apoyando al sector del mueble que impera en la zona y que está sufriendo gravemente las consecuencias de la crisis económica. Por la tarde, la Familia Real celebrará el cumpleaños de forma privada y sin ningún tipo de ostentación.
La jornada de cumpleaños del Príncipe Felipe ha coincidido con una visita programada de los Príncipes de Asturias a la región murciana de Yecla, donde el sector del mueble que caracteriza a la zona se está viendo duramente perjudicado por la crisis económica e inmobiliaria. Sus Altezas Reales visitarán el recinto donde se celebra en estos momentos la Feria del Mueble, demostrando el apoyo de la Corona hacia el pueblo yeclano, que atraviesa uno de sus peores momentos al ver paralizada su actividad más emblemática.
Sobre las 12.50 horas, Don Felipe y Doña Letizia se desplazarán hasta el Ayuntamiento, saludando a los vecinos que se darán cita en la Plaza Concejal Sebastián Pérez y Plaza Mayor. Cuando lleguen a la Casa Consistorial, firmarán en el Libro de oro de la ciudad y saludarán a los yeclanos desde el balcón principal. Posteriormente, el alcalde, Juan Migiel Benedito,  hará entrega a los Príncipes de un arcabuz, además de unos libros sobre la historia y las costumbres de Yecla que ha solicitado la propia Leticia. También recibirán un pequeño obsequio para sus dos hijas, Sofía y Leonor: unas pequeñas medallas de oro con la imagen de la Virgen del Castillo, la patrona Yeclana.
Por la tarde, la Familia Real celebrará el cumpleaños de una forma sencilla y con la mayor discreción. Junto con su mujer y sus hijas, Don Felipe disfrutará del final de la jornada con una fiesta privada, lejos de la ostentación.