Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya hay reconciliación

Belén Esteban ha asegurado en el plató de Ana Rosa que ella y Fran ya han dado los pasos necesario para la reconciliación. A falta de unos flecos y de que Fran desempaque el petate, ya han hablado y han encontrado una solución a sus problemas. la noticia llega precisamente cuando algunos medios ya habían hablado de divorcio y asegurado que se habían iniciado los trámites. Algo que Belén ha desmentido.
"Estoy contenta". Con esta frase Belén Esteban lo decía todo. Después de varias semanas de ansiedad, problemas y noticias de crisis en su matrimonio, la de San Blas ha hablado ya de reconciliación. Ella y su marido han hablado tranquilamente y, tras la riña y varios enfados, ya han sentado la base de la reconciliación. Tanto es así que la colaboradora ha asegurado que se van a volver a casar. Pero, eso sí, esta vez los medios no se van a enterar.
Belén ha querido dejar claro que ni ella ni su marido han cobrado nada por todas las informaciones que han salido. Y ha reconocido que estas mismas informaciones han sido culpables de que la riña haya sido más fuerte. "Primero me enfadé yo por lo que dijo un familiar suyo y luego se enfadó él", detalló en el plató de AR.
No hay que olvidar que, desde que saltó la noticia, han salido a la luz muchas especulaciones. Se dijo, por ejemplo, que Belén era violenta con su marido, lo que ella ha desmentido. Además, la revista 'Lecturas' publicó un extenso reportaje en el que se decía que la falta de ganas de prosperar de Fran eran el motivo de la disputa.
Un negocio y una boda
Esteban ha matizado esto. "Mi marido es muy conformista. Yo soy más emprendedora y quiero que si nos equivocamos, nos equivoquemos juntos", dijo haciendo referencia a su intención de que ambos abran un negocio, posiblemente un bar. Y negó que haya cualquier tipo de conflicto con sus suegros, tal y como se publicó en 'Lecturas'.
De lo que ya no hay duda es de que la reconciliación está en marcha. Aunque Fran "todavía no pernocta en casa", todo parece indicar que pronto deshará las maletas, que, por cierto, no se llegó a llevar de la casa de Belén. Para reafirmar esta impresión aseguró: "Ahora mismo como si tuviese quince años". Y, con semejante euforia, ha llegado a exclamar: "Igual dentro de dos semanas digo que estoy embarazada y dice ¡hala! ¡ésta que montaje ha hecho!".
El desmentido de divorcio
Antes de la aparición de Belén, los colaboradores de corazón de 'Ana Rosa' ya habían hablado sobre la crisis y negado que el divorcio estuviese ya en camino. Miguel Ángel Nicolás explicó que a Fran "se le calentó la boca" cuando vió el reportaje de 'Lecturas'. Por eso, en ese momento, llegó a hablar de divorcio, aunque no es cierto que ya hayan estados sentados su abogados.
La razón de este enfado sería que "la información es muy íntima y detallada y piensa que ha sido Belén la que lo ha contado", según apuntó Beatriz Cortázar.