Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué rompieron?

Lo que se dibujaba como una historia de amor terminó siendo una relación pasajera más. Kiko y Tamara rompieron en diciembre y la sombra de los celos se cierne sobre ellos. Al parecer, unos mensajes leídos por la 'stripper' en el móvil de él, con remitente femenino, serían la causa.
Así lo confirma Carmen Pardo, que ofrece incluso nombres. El primer mensaje que interceptaría Tamara data del 25 de diciembre. Una chica, Joana, estaría intercambiando palabritas cariñosas con el hijo de la Pantoja. Pero el 'sex-appeal' natural del hijo de la Pantoja no la cautivaría sólo a ella. Cinco días después, una segunda chica, Silvia, se insinuaría al joven.
 
Tamara, cansada de tanto mensaje a escondidas, habría discutido con Kiko, que tras agotar el recurso del ramo de flores, habría mantenido otra fuerte bronca con ella hasta poner punto y final a la relación. Un final que, aunque marcado por los celos, ha sido menos espectacular de lo que muchos habrían esperado.
 
Sin embargo, los mensajes no son el único rastro de infidelidad que Kiko ha dejado. Carmen Pardo explica que este ha sido visto entrando en un piso con otras mujeres. Además, añade la colaboradora, "cuando una persona mira los mensajes de la pareja es que sospecha algo". Una verdad como un templo que nos muestra a un Kiko Rivera menos inocente de lo que suele aparentar.
 
Sin embargo, las malas lenguas afirman que el joven casi da gracias a su ex por haberle 'puesto en bandeja' la ruptura. Cansado de tantas idas y venidas, del seguimiento continuo y aplastante de la prensa y de ver cómo salen a la luz fotos y fotos de Tamara ligera de ropa, Kiko se muestra ahora feliz y no parece vislumbrarse una reconciliación.
 
Con quien sí ha contactado recientemente Tamara es con Isabel Pantoja. Ahora que su hijo es libre, la cantante muestra menos recelos hacia la que fuera su yerna. De sobra es sabido que ella no aprobaba la relación de ambos y ahora, este giro de la historia, podría haberle devuelto la sonrisa.