Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Morate: "Pedí perdón a la familia por si le había educado mal y tenía la culpa"

Nunca imaginó que su hijo pudiera terminar con la vida de dos personas. "La relación era normal, yo no los vi discutir casi nunca", ha dicho la madre de Sergio Morate en exclusiva en 'El programa de Ana Rosa'. "En la mente y el corazón no hemos superado la situación. Hemos sufrido mucho mi marido, mi hijo y yo", le ha confesado a nuestro compañero Álex Rodríguez. "Es un golpe muy duro. Además del dolor de que tu  hijo haya cometido esa atrocidad es querer a la otra persona como si fuera tu hija."

"La relación era normal, yo no los vi discutir casi nunca." Así comienza la emotiva entrevista que Álex Rodríguez le ha hecho a la madre de Sergio Morate. Con la voz entrecortada, ha recordado la buena relación que matenía con la joven. "Con Marina casi tenía más convivencia que con mi hijo. Iba conmigo a comprar, iba conmigo a casa de mi madre para ayudarme…"
Sin embargo, tras cinco años, la relación de Marina y Sergio se rompió. "Me daba igual que no quisiera seguir con la relación, yo quería seguir siendo su amiga", ha dicho la madre de Morate, que desconocía que Marina ya tuviera otra relación. "No sabía que se había ido a Ucrania y se había casado. Mi hijo me dijo que se estaban separando, pero los últimos tiempos."
Su hijo no lo llevaba bien y trató de ayudarle. "La quería pero luego se iba con los amigos y no notaba grandes cosas. En casa era cuando le veía más en sí mismo.  Él hablaba poco pero lo intuía y le llevé dos veces al médico y le quiso proporcionar un psicólogo. Él no dormía, ni comía bien. Dijo que primero iba a probar con las pastillas pero volvimos y le dijo al médico que se le estaban acabando las pastillas y que no dormía bien."
Le veía mal pero no creía que Sergio Morate fuera capaz de hacer lo que hizo. "No sabía nada de las amenazas. No le veía capaz pero como estaba tan mal. No lo hubiera pensado nunca", ha dicho la madre de Sergio Morate. "Lo hemos pasado muy mal. Mi marido se quería morir. Yo soy muy creyente, hago meditaciones, pido perdón a las dos chicas, pido que las dos familias no sufran, hago muchas terapias y creo que hemos podido salir adelante."
Seis meses después del asesinato de Laura y Marina, la madre de Sergio Morate tiene muy presentes a las familias de las dos jóvenes. "A la familia de Laura casi no la conozco pero he pensado mucho en ellas. A la familia de Marina los sigo queriendo. Les mandé un correo y les pedí que nos perdonaran por si le he educado mal y tenía algo de culpla", ha explicado la madre de Sergio Morate, que ha confirmado que toda la familia está yendo al psiquiatra desde el día después de los asesinatos. "Es un golpe muy duro. Además del dolor de que tu  hijo haya cometido esa atrocidad es querer a la otra persona como si fuera tu hija. El dolor que yo he sufrido ha sido desde muchos caminos, el de mi hijo y el de las chicas, el de Marina muy especial. La otra chica, que no tenía nada que ver, también ha sido muy duro. La quiero tanto casi como a Marina. En la mente y el corazón no hemos superado la situación. Hemos sufrido mucho mi marido, mi hijo y yo."
La madre de Marina: "No era consciente del calvario que mi hija vivía con Morate"
Marina era muy reservada. Su familia desconocía los detalles de su relación con Sergio Morate. "A nosotros, su familia, no nos contaba nada. Yo no era consciente del calvario que mi hija estaba viviendo junto a Morate. De todo me di cuenta después, cuando ya era tarde", ha dicho la madre de Marina a 'El programa de Ana Rosa', que se enteró de los antecendentes de Morate por casualidad. "Un día mi hija iba con Marina y una amiga suya en el coche. A la amiga de Marina se le escapó que Morate había estado en la cárcel. Cuando llegaron a casa, Marina se vio obligada a contármelo. Me dijo que Morate ni secuestró ni pegó a su ex. Simplemente me dijo que discutieron y que él aceptó todos los cargos que le imputaron para evitar problemas con la familia de su entonces novia."
En su conversación con 'El programa de Ana Rosa', la madre de Marina ha relatado qué ocurrió la tarde del crimen. "Marina estaba en casa cuando Sergio la llamó. Esa tarde había quedado con una amiga para tomar café, pero antes, a las 17.00 h. marchó de casa para recoger algunas de sus cosas de la casa de Morate. Estuve llamando toda la tarde y toda la noche a Marina pero nunca me respondió al teléfono."
Según relata la madre de Marina, cuando Marina ya no estaba con Morate, éste las llamó. "Llamó a mi otra hija para saber qué día regresaba Marina.  Nos dijo que era su novio y que quería ir a recogerla al aeropuerto.  Mi hija, la mayor, le dijo que no era su novio y que era su familia la que iba a buscarla. Morate colgó el teléfono." Sin embargo, Morate acudió al aeropuerto. "Le dijo a mi marido que quería recoger a Marina, que quería estar con ellas aunque a veces estuviese un poco atontada. Mi marido le agarró y le dijo que delante de él no volviese a decir algo así de su hija." Pese a todo, Morate esperó a que Marina aterriazada. "Miró a Morate y le dijo que se fuera de allí, que no quería saber nada de él."