Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pederasta de C. Lineal, a su ex: "Solo conocí las drogas, la rebeldía y el odio y desapareció de mí todo rastro de amor"

'El programa de Ana Rosa' ha tenido acceso en exclusiva a la carta que el año 2000, Antonio Ortiz envió desde prisión a la que entonces era su mujer. De su puño y letra, Antonio Ortiz pide disculpas a su mujer y busca la una explicación a su comportamiento en su pasado. "Lo siento mucho, no sé cómo he sido tan estúpido... He estado en la calle, donde solo conocí el alcohol, las drogas, la rebeldía y el odio", le dice a su mujer.

En el año 2000, un mes después de ingresar en prisión por abusar de una menor de siete años, Antonio Ortiz envia una carta a la que todavía era su mujer, a la que pide disculpas por lo sucedido. "Cariño, lo siento mucho. No sé como he podido ser tan estúpido. La verdad creo que lo que me pasa es que al sentir lo que siento por ti (cosa que nunca he sentido por nadie) me aterroriza el hecho de poder perderte y no me doy cuenta de que actuando como actúo, lo que estoy haciendo es alejarte de mí", dice el presunto pederasta de Ciudad Lineal en una carta a la que ha tenido acceso en exclusiva 'El programa de Ana Rosa'. 
"He estado en la calle donde solo conocí las drogas, la rebeldía y el odio"
En su carta, Antonio Ortiz hace un repaso de su vida y trata de mostrar su lado más humano. "Muchas veces me paro a pensar sobre mi vida y me doy cuenta de que sin querer he alejado de mi todo aquello que me ha importado de verdad. Según yo recuerdo, cuando yo era pequeño era un niño cariñoso y bueno, pero de algún modo mi vida día a día ha dido de mal en peor hasta convertirse en un completo caos", dice Antonio Ortiz, que achaca su comportamiento a una juventud muy difícil en la que las drogas y alcohol empezaron a formar parte de su vida. "He estado en la calle, donde solo conocí el alcohol, las drogas, la rebeldía y el odio. Desapareció de mí todo rastro de ternura o amor y sólo había en mí rencor y rechazo hacia todo lo que me rodeaba."
Es en este momento en el que Antonio Ortiz pone un punto y aparte en su vida. Conoce a su mujer y madre de sus hijos y su vida cambia. Sin embargo, no por mucho tiempo. "Por fin había encontrado algo en esta vida por lo que luchar. Sin embargo, comencé a salir. Sin saber por que, no te traté bien. Siempre ha sido como si algo me impidiese demostrar mis sentimientos. Ahora me encuentro de nuevo en prisión y además me vas a dejar", escribe Antonio Ortiz, que asegura que va a cambiar y va luchar por recuperar su vida. "He estado amargadísimo y sin ganas de vivir. Ahora he decidido luchar por lo que quiero, me he marcado una meta y voy a hacer todo lo imposible. La situación en la que me encuentro me está ayudando a acabar con la rebeldía y el odio y a recuperar toda la ternura y el amor que siempre he llevado dentro... Ahora me ha dado por leer, pero lo más asombroso es que me estoy leyendo 'El nuevo testamento'. Me gustaría mucho que me contaras los problemas que te puedan preocupar. Haré todo lo posible por ayudarte. No quiero estar ajeno a tus problemas. Además, el poder ayudarte me ayuda mucho a mí."
"Mi mayor deseo es vuestra felicidad"
Por último, Antonio Ortiz le transmite a su mujer su confianza para sacar adelante a su hijos y les desea que sean felices. "Sé que ahora estás en una situación muy difícil, pero no debes rendirte. Además, yo tengo puesta toda mi confianza en ti y estoy seguro de que muy pronto tendrás trabajo, ya que tú eres una mujer luchadora e inteligente.... Espero que mi niño haya disfrutardo mucho el día de su cumpleaños. Mi mayor deseo es vuestra felicidad."