Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hijo del pederasta de C. Lineal: "Espero que se pase muchos años en la cárcel porque lo que ha hecho es imperdonable"

Por primera vez desde que fuera detenido su padre, el hijo mayor de Antonio Ortiz ha hablado con un medio de comunicación. "Ni me lo creo. Es como un sueño y estoy deseando despertar", ha dicho este joven, que espera que su padre pague por lo que le ha hecho a las niñas. "Espero que se pase muchos años en la cárcel porque es imperdonable."

El 24 de septiembre de 2014, la vida de Antonio cambió. Ese día su padre era detenido en Santander como supuesto autor de los abusos y secuestros de menores en Ciudad Lineal. Antonio no podía creerlo. "Ni me lo creo. Estoy como en un sueño y estoy deseando despertar porque no me lo creo aú. De como se portaba con nosotros a verlo en la tele ahí siendo lo que es, no me lo creo, la verdad."
Muy afectado por la situación que estaba viendo, Antonio ha concedido su primera entrevista a un medio de comunicación. Con la voz temblorosa ha recordado lo que pensaba, antes de la detención de su padre, del pederasta de Ciudad Lineal. "Le deseaba lo peor porque pensaba en cómo podía hacer esas cosas. No puede ser humano hacer eso y cuando vi eso en la tele no me lo creí. Pensé que no podía ser verdad, que era de película. Cómo puede ser el hombre más buscado de España con lo que puede haber en España. Me quedé sorprendido", ha dicho Antonio, que ha reconocido que teme el estigma que puede suponer compartir nombre y apellido con su padre. "Era horrible en clase. Siempre que se pasaba lista miraba a mis compañeros a ver qué decían, si ponían mala cara cuando decían mi nombre. Cuando decían mi nombre me ponía supernervioso a ver quien me miraba. Todos los días así durante una semana."
"Espero que se pase muchos años en la cárcel"
Un mes después de la detención de su padre, Antonio espera que pague por lo que ha hecho. "Yo me siento mal por lo que sienten las otras familias. Espero que se pase muchos años en la cárcel porque esto es imperdonable. No quiero saber nada de esta persona y cuantos más años pase allí mejor, que se quede ahí para siempre", ha dicho Antonio.
"Se fijaba en sí mismo y se compraba todo para él"
Antonio no sabía nada sobre el pasado de su padre. "No tenía ni idea. Mi madre no me lo quería contar y me enteré por la tele", ha dicho Antonio que ha reconocido que no creía capaz a su padre de hacer algo así. "Yo no quería ser como mi padre. Nunca ha estado con nosotros y no he querido ser como él", ha dicho Antonio, que ha revelado que su padre solo pensaba en él. "Decía que nos daba lo que podía y cuando podía pero yo creo que no era así. Se fijaba en sí mismo y se compraba todo para él y si sobraba algo era para nosotros", ha dicho Antonio, que ha recordado que vio a su padre antes de verano. "Sería para darnos dinero para alguna cosa, por si íbamos a salir. Siempre vía de vez en cuando a darnos alguna cosilla para tener ahí, para pasar el rato."
En 1999, cuando Antonio tiene tres años sus padres se separan y cuando su padre sale de prisión, Antonio se va a vivir con él durante unos meses. Antonio ha recordado que su padre vivía con la que era su segunda mujer, a la que ha definido como una persona agresiva. "Las relaciones entre ellos eran malas. Ella era la agresiva. Yo me acuerdo perfectamente que lo vi y estaba delante suya, mi padre estaba quieto, y ella le pegaba, le insultaba y le decía de todo. Llegó a sacarle un cuchillo a ponérselo en el cuello. Me bajaba al gimnasio con mi padre y cada cinco o diez minutos le llamaba, y si no se lo cogía bajaba, incluso iba al baño a ver si había otra persona."
Durante los meses que convivió con él, Antonio Ortiz ejerció de padre. "Era muy estricto. Si le llevaba la contraria se enfadaba mucho", ha dicho Antonio, que ha recordado que la relación de su padre con la hija de su pareja era muy buena. "La trataba muy bien, la tenía en un pedestal, la quería mucho por lo que veía yo y ella a él", ha dicho Antonio, que asegura que el comportamiento no era el mismo con su hermano y con él. "Aparecía de vez en cuando, decía tres palabras bonitas, nos daba cuatro cosas y desaparecía."
Tras meses de convivencia, Antonio decidió volver junto a su madre. "Yo veía que iba a acabar falta, era un caos y me volví con mi madre", ha dicho Antonio, que ha asegurado que su padre se comporta como un adolescente. "Tiene 42 años y se cree que tiene 20. Se cree que la vida es bella, que puede hacer lo que le dé la gana. No tiene responsabilidades ninguna, le daba todo igual. Decía cada frase..."